Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Euforia contenida

ERC se escuda en la mayoría soberanista para matizar que estuvo lejos de las expectativas de las encuestas

Raúl Cosano

Whatsapp
El cabeza de lista Peris, en su discurso en el tinglado 1 de Tarragona. FOTO: Pere Ferré

El cabeza de lista Peris, en su discurso en el tinglado 1 de Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Sólo el cava descorchándose al final alivió una noche tensa y sobria por momentos, en la que ERC celebró sus mejores resultados de la historia en el Parlament, hizo piña con el independentismo y emplazó a implementar, a partir de ahora, la República, al grito de ‘llibertat’ y el recuerdo para el exvicepresidente Oriol Junqueras, Joaquim Forn y los ‘Jordis’, en prisión.
Atrás quedó un runrún de expectativa y preocupación, porque bien es verdad que ERC, a pesar de su buen registro absoluto, no logró el objetivo de ganar las elecciones ni en Tarragona ni en Catalunya, donde incluso se vio superada por Junts per Catalunya. 

El tinglado 1 del Port acogió la noche electoral republicana, que fue un homenaje a los miles de apoderados que el día de ayer estuvieron en los colegios salvaguardando los recuentos. Fueron llegando después de la exhausta jornada, picoteando algo –había patatas, empanadas, frutos secos, Coca-Cola y cervezas, entre otros manjares– y dando ambiente a la velada nerviosa, porque a ciertas alturas el carrusel era un escrutinio en el que, en un momento dado, ERC se quedó parada.

Por momentos, mandaban las caras largas, la expectación sentida, ante el temor por el auge de Ciutadans, y la decepción porque el partido había quedado lejos de lo que pronosticaban los sondeos, que durante mucho tiempo colocaron a ERC de favorita en Catalunya y en Tarragona. 

Pero el abrazo de Noemí Llauradó, que llegó de Reus, a Òscar Peris, cabeza de lista de ERC por Tarragona, fue revelador. Luego llegó la euforia, que había estado contenida hasta entonces y se desbocó en ese momento, aunque sin estridencias, siempre bajo control. «Vayámonos a dormir tranquilos de espíritu. La democracia siempre gana y la república la haremos a partir de mañana», resumió Peris entre aplausos. 

Peris felicitó a Junts per Catalunya y lamentó que la CUP no sacara el escaño por Tarragona. «Con la diputada de En Comú Podem también tendremos que tejer complicidades», dijo Peris, y recalcó las dificultades por las que ha pasado el partido estos días: «Hemos tenido una de las campañas más complicadas y difíciles. Hemos conseguido unos resultados excepcionales, los mejores históricos en la demarcación, y todo ello bajo la mirada de la represión, sobre aquella gente que ha colgado carteles y pancartas o que llevaba algo amarillo». 

«Hemos estado vigilados por la fiscalías, con la lupa de la represión, porque sabías que si alguien decía algo en un acto o en un debate podía quedar encausado», denunció Peris, que emplazó a comenzar a trabajar por la república, y a ponerse a disposición, no sin antes, en un alarde de deportividad, felicitar a su rival, al campeón de la noche: «Antes que independentistas somos demócratas. También nos toca felicitar a Ciutadans como la lista más votada en la demarcación». 

Temas

Comentarios

Lea También