Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

Exhumados los restos de Guillem de Torroja

Los huesos del que fue arzobispo, ubicados en la Catedral, servirán para resolver el enigma sobre un templario

ACN

Whatsapp
La entrega se hizo ayer al profesor Carles Lallueza-Fox, doctor en Biología. Foto: Cedida

La entrega se hizo ayer al profesor Carles Lallueza-Fox, doctor en Biología. Foto: Cedida

El Arzobispado de Tarragona exhumó ayer unos restos óseos que pueden ser la clave para resolver el misterio que se cierne sobre los huesos de Arnau de Torroja, maestro del Templo de Lleida, del que se podrían haber encontrado sus restos en un sepulcro en Verona (Italia).

Si se pudiera confirmar la hipótesis de que los restos pertenecen al noble de Solsona, se trataría del primer y único gran maestro templario identificado hasta la actualidad.

En la Catedral de Tarragona se encuentra enterrado el hermano del gran maestro, Guillem de Torroja, quien fue arzobispo de Tarragona entre los años 1171 y 1174. Es por este motivo que el Arzobispado y el Ayuntamiento de Tarragona dieron la autorización para acceder a la tumba y coger muestras, entregadas ayer.

De esta manera, se quiere comparar científicamente su ADN con los posibles restos del noveno gran maestro de la orden del Temple y confirmar así la identidad.

La entrega se hizo al profesor Carles Lalueza-Fox, doctor en Biología y experto en el estudio del ADN antiguo. Las muestras se exhumaron el pasado viernes del sarcófago ubicado en el muro noreste del transepto de la catedral, con el objetivo de proceder a los análisis y pruebas que se consideren oportunas para comparar científicamente su ADN con los restos de Arnau de Torroja.

Nacido en Solsona (Lleida) y traspasado el año 1184, llegó a ser el noveno gran maestro de la orden del Temple. Su sarcófago se encontró en el año 2016 mientras se hacían unos trabajos de restauración en la iglesia de San Fermo Maggiore en Verona, Italia.

La cesión se efectuó ayer en la sacristía de la capilla de la Presentación y en representación del Capítulo asistió el doctor Antonio P. Martínez Subías, canónigo responsable del patrimonio artístico de la catedral y delegado diocesano, Joaquim Gras Minguella, canónigo obrero y monseñor Josep Queraltó Serrano, secretario capitular.

Una vez hechos los estudios pertinentes, las partículas óseas se devolverán al sarcófago, ubicado en la Catedral de Tarragona, con el fin de incorporarlas a la sepultura del prelado Guillem de Torroja.

Temas

Comentarios

Lea También