Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Expectativa naranja rota, a pesar de ganar más de mil votos

Los de Rubén Viñuales conservan cuatro ediles y se convierten en las tercera fuerza más votada

Carla Pomerol

Whatsapp
Rubén Viñuales, acompañado de los concejales. FOTO: c. pomerol

Rubén Viñuales, acompañado de los concejales. FOTO: c. pomerol

Caras largas, porque no se lo esperaban. Ciutadans mantiene los cuatro concejales y, a pesar de conseguir mil votos más que en 2015, la noche les supo a poco. Las buenas expectativas fundadas tras los resultados de las últimas elecciones autonómicas se esfumaron en cuestión de minutos. Y es que todo hacia pensar que Ciutadans haría mejor papel. La formación naranja consigue 8.266 votos y se sitúa como la tercera fuerza más votada en Tarragona. Francisco Domínguez, Sònia Orts –actual concejala– y José Luis Calderón serán los ediles que acompañarán al líder Rubén Viñuales durante los próximos cuatro años en la Plaça de la Font. 

Pasadas las doce de la noche, aparecía en escena y entre aplausos el número 1 de la formación naranja. «Ya, ya, que no hemos ganado», decía Viñuales, medio en broma, para romper el hielo. Su discurso se basó en sacar hierro al asunto con el único objetivo de animar a los allí presentes. Pero su cara le delataba. No fue una buena noche para Viñuales.

«Somos un partido que hace cuatro día ni existía. En 2011 sacamos 700 votos, y ahora estamos alrededor de 8.000», explicaba el líder de la formación naranja, quien culpó de los resultados a la baja participación. «Cuando la gente que no ha ido a votar vea los resultados, seguramente se arrepentirá. La democracia es de quien la utiliza, y quien no la aprovecha la acaba sufriendo», dijo Viñuales, quien añadió que «seguimos creyendo que tenemos el mejor proyecto de ciudad y también el mejor equipo. Hubiéramos puesto a Tarragona al sitio que se merece, pensando en grande, no como un pueblo». 
Finalmente, Viñuales no quiso pronunciarse sobre los posibles pactos de gobierno. «Ahora mismo debemos ser respetuosos con los resultados. Pero sí que vemos unas sumas un poco raras y extrañas que deberemos meditar», acabó.

Temas

Comentarios

Lea También