Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fallece Mateo Ruiz-Oriol, el tarraconense que dirigió Caja Madrid

Fue el primer director general de Caixa Tarragona, entidad que creó en 1952. Ha muerto a los 91 años

Redacció

Whatsapp
Imagen de archivo de Mateo Ruiz Oriol, en el despacho de su casa en Madrid. Foto: DT

Imagen de archivo de Mateo Ruiz Oriol, en el despacho de su casa en Madrid. Foto: DT

Mateo Ruiz-Oriol Casterá, primer director general de Caixa Tarragona y ex director general de Caja Madrid, falleció el pasado 23 de enero en Madrid a los 91 años de edad. Nacido en Tarragona en 1925, Ruiz-Oriol era viudo de Natividad del Cacho Alcaide, condesa de las Almunias.

El funeral se celebrará mañana a las 20:30 horas en la parroquia de los Sagrados Corazones de Madrid.

Ruiz Oriol fue el alma mater y primer director general de la Caja de Ahorros Provincial de Tarragona, posteriormente rebautizada como Caixa Tarragona y desaparecida tras un polémico proceso de fusión con Caixa Catalunya y Caixa Manresa. La entidad empezó a gestarse en 1949, cuando Tarragona era la única de las cuatro provincias catalanas que no contaba con una caja de ahorros. Fue promovida por la Diputación Provincial, gracias a la iniciativa del responsable de la comisión de Hacienda de la institución, Juan Noguera, que se se convirtió en el primer presidente cuando la entidad fue creada oficialmente en 1951. La Caja de Ahorros Provincial de Tarragona empezó a operar y abrió al público un año después y Mateo Ruiz-Oriol, nombrado director general en 1952, fue el encargado de estructurarla y dirigirla financieramente.

Permaneció en el cargo durante tres décadas, a lo largo de las cuáles la entidad alcanzó una amplísima implantación en la provincia. En 1972, Ruiz Oriol fue fichado por Caja Madrid, primero como director adjunto y después como director general, periodo durante el cual llevó a la entidad a ser la segunda caja española, tras la Caixa. En estos 18 años, la caja madrileña pasó de unos recursos de 35.000 millones de las antiguas pesetas a gestionar más de billón y medio. Lared de oficinas pasó de un centenar a 875 y amplió su presencia territorial por toda la geografía española. Durante su dirección, Caja Madrid absorbió, entre otras, la Caja Rural de Reus –que contaba con 60 oficinas, 10.000 millones de pesetas depósitos y 2.000 millones de pérdidas-.

Ruíz-Oriol dejó el cargo en 1990, tras un histórico proceso de expansión y modernización, que incluyó el desarrollo de nuevos productos y la informatización. Jaime Terceiro tomó su relevó en la dirección de Caja Madrid.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También