Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fernández Díaz señala las mezquitas de Reus y Torredembarra

La mitad de centros de culto radicales se ubican en Catalunya, según el ministro, que indigna al soberanismo al acusar a Nous Catalans, de CDC, de captar a radicales para el independentismo
Whatsapp

Las mezquitas más radicales están situadas en Reus, Torredembarra, en Salt (Girona) y en Vilanova i la Geltrú. Así lo afirmó ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aseguró que, de las 1.264 mezquitas que hay en toda España, 98 forman parte de la línea más radical del islám, la vinculada al salafismo, y que de ellas, 50 están ubicadas en Catalunya.

En una entrevista en Catalunya Radio sobre la operación contra el yihadismo que ayer llevaron a cabo los Mossos d’Esquadra, el ministro reconoció que las mencionadas mezquitas son motivo de especial seguimiento policial, para impedir que sean un foco de radicalización y se conviertan en lugares de reclutamiento de integristas. Remarcó que «hay un mapa de riesgo y líneas de investigación abiertas contra las células de este tipo que puede haber, porque no se puede bajar guardia».

El ministro recordó que «sólo en este año en Catalunya se han detenido a 29 personas, y con las nueve detenciones de ayer son 38 [finalmente fueron 11, es decir, 41 en total], lo que demuestra que el riego existe y que es verdad». Para el ministro del Interior, aunque el riesgo está en todas partes, Catalunya es uno de los territorios donde el yihadismo es potencialmente más probable, porque «en esta comunidad vive casi un tercio de la población musulmana que reside en España, y se concentran en una zona».

Centros de culto e internet

Calificó de «muy buena» la colaboración con la comunidad islámica, y de «positiva» la relación con los imanes, aunque admitió que el adoctrinamiento yihdista en el conjunto de España se ha hecho hasta 2012 en torno a los centros de culto. Añadió que actualmente el 80% de la radicalización y captación, y toda la logística que representa la integración en una organización de este tipo, se hace a través de internet y las redes sociales, y sólo el 20% en los centros de culto.

La polémica la desató Fernández Díaz cuando acusó a una fundación de CDC, Nous Catalans, de hacer proselitismo para captar a musulmanes radicales para el independentismo. «A raíz del proceso independentista, recuerdo una fundación, Nous Catalans, en la que a mucha de esa gente [musulmanes] se la intentaba captar haciendo proselitismo en el seno de esa comunidad con el hecho de la independencia y esas cosas», dijo el ministro, que tildó esta supuesta práctica de tarea «no recomendada ni prudente».

Fernández Díaz negó, a preguntas de la entrevistadora, que desde esta entidad convergente dedicada a los inmigrantes se intentara captar a radicales o a simpatizantes del yihadismo, pero opinó que Nous Catalans «no pretendía colaborar a la integración normal en nuestra sociedad».

Recordó el ministro en este punto la detención y expulsión de España, en mayo de 2013, bajo la acusación de promover el salafismo, del ciudadano marroquí Noureddin Ziani, expresidente de la Unión de Centros Culturales Islámicos de Cataluña (Uccic) y miembro de Nous Catalans.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También