Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fiebre 'gegantera' bajo el sol en El Serrallo

Los Gegants del barrio, que celebran sus 25 años, estuvieron muy bien acompañados en la octava edición de la Trobada
Whatsapp
Imagen del baile conjunto final de todos los gegants, en la Plaça del Bisbe Bonet. Foto: Lluís Milián

Imagen del baile conjunto final de todos los gegants, en la Plaça del Bisbe Bonet. Foto: Lluís Milián

Enmarcada un año más dentro de las fiestas en honor a la Verge del Carme, el barrio de El Serrallo volvió a celebrar este domingo su ya tradicional Trobada de Gegants, que ha alcanzado las ocho ediciones. La de este 2015, además, era especial, al conmemorarse los 25 años de los anfitriones, los Gegants del Serrallo, Pere y Carme, que datan de 1990.

Junto a ellos, diez asociaciones geganteres invitadas venidas de distintos puntos de la geografía. Algunas eran de la propia ciudad de Tarragona:los Gegants de la AVVLa Unió de Sant Pere i Sant Pau; los de la AVV Barri del Port (que, por cierto, este 2015 también conmemoran sus 25 años);las Manotes i Nanos de los Xiquets del Serrallo;o la flamante Gegantona del AMPA del CEIP El Serrallo, una cuca que ha sido elaborada por los propios alumnos del centro. Son también los propios escolares –varios a la vez, dada su longitud– sus portantes. Estrenada este año, la pieza está previsto que participe en varios eventos festivos más de la ciudad durante los próximos meses, Santa Tecla incluida.

Pero el ámbito de la Trobada no se ciñó sólo al término municipal, sino que acudieron también gegants del resto de la demarcación de Tarragona, como los de Falset, los de Vilallonga del Camp, los Gegants «Els Pitots» de Mont-Roig del Camp, los de los Amics dels Gegants de Montblanc;y los de La Selva del Camp. Por último, había incluso una asociación de fuera de la demarcación:los Gegants de Moja (pueblo perteneciente al término municipal de Olèrdola, en el Alt Penedès, provincia de Barcelona).

En total, más de una veintena de piezas que hacia las 11.30 de la mañana arrancaron desde la explanada situada frente a la Llotja y que durante hora y media recorrieron festivamente las calles del barrio marinero. Especialmente animada estuvo, a primera hora, la Plaça de Sant Magí, uno de los pocos rincones espaciosos y al mismo tiempo protegidos del sol (la sombra, en una mañana indecentemente calurosa y soleada como la de ayer, era un bien escaso y perseguido). De forma que fue ése uno de los puntos más concurridos del itinerario, tanto a la ida como a la vuelta de la comitiva.

Padres, madres, hijos, hijas, carritos, parroquianos habituales de la terraza instalada en la plaza, turistas y algún que otro despistado se contagiaron del ritmo festivo y desenfadado del encuentro, con músicas que combinaron clásicos de la gralla y la charanga –sin pasar por alto el Amparito Roca– hasta otras propuestas innovadoras como hits de Paulina Rubio o la versión ska del Bella ciao que volvió locos a los Gegants Pitot y Pitota de Mont-roig, dos abueletes muy en forma. Junto a ellos, figuras que disparaban agua, otras que saludaban al público, otras con forma de pulpo, con rostro diabólico... Un muestrario rico, variado y alegre que culminó con baile conjunto en la Plaça del Bisbe Bonet.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También