Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Figueras rompe el continuismo y se convierte en la primera rectora de la URV

Con una participación del 16%, el rector se quedó a las puertas de renovar su segundo mandato al quedarse dos puntos por debajo de su contrincante

Núria Riu

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

Aires de cambio en la Universitat Rovira i Virgili (URV) después de que María José Figueras se impusiera en las elecciones de rectora, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir esta institución.

Figueras derrotó a Josep Anton Ferré, que no consiguió el apoyo suficiente para renovar su segundo mandato al frente de la universidad.

Josep Anton Ferré. FOTO: ACN

Con una participación del 16,01%, María José Figueras consiguió el 51,21% de los votos ponderados, 2,4 puntos más que su contrincante, que obtuvo el 48,79% de los apoyos.

El desarrollo del recuento ya daba a entender que la elección había ido muy ajustada. Inicialmente estaba previsto que los resultados se conocerían sobre las seis de la tarde. Finalmente fue dos horas más tarde cuando la junta electoral comparecía para informar del desarrollo de la votación.

Argumentaron que la demora se produjo porque en algunas mesas había «mucha cantidad de votos» y que en el Campus Sescelades, que es el más numeroso, tuvieron que contarse dos veces las papeletas porque las cifras no coincidían. 

La diferente ponderación del voto, que computa en función de la relación de cada colectivo con la universidad, hacía imprevisible el resultado.

Pese a ello, fueron los estudiantes y el Personal de Administración y Servicios (PAS) los que mayoritariamente mostraron su apoyo a la candidata. De los 13.291 alumnos llamados a las urnas, tan solo participaron 1.221 y de éstos 945 se decantaron por la opción de Figueras.

Ésta también fue la elección mayoritaria de otro colectivo, el personal docente e investigador, mientras que Josep Anton Ferré tan solo ganó entre el colectivo de profesorado doctorado con vinculación permanente, el que tiene más peso en el voto ponderado ya que representa el 51%.

Tras hacerse público que había ganado los resultados, la catedrática en Microbiología quiso «felicitar al doctor Ferré por el trabajo desarrollado» ya que «su experiencia nos ha llevado a donde estamos». Quiso agradecer el apoyo recibido tanto de los estudiantes como del PAS y aseguró que su objetivo será «llevar a la universidad a la máxima excelencia».

«Poner hilo a la aguja»

Figueras afirmó que llega con tres libretas de sugerencias que ha ido apuntando fruto de las reuniones mantenidas con todos los colectivos a lo largo de estas semanas. Y que, después de un día de descanso, «nos pondremos a trabajar para empezar a definir un orden del día y poner hilo a la aguja contando con toda la comunidad universitaria».

El hijo de la nueva rectora colgó una pancarta en un balcón cerca del Rectorat. FOTO: ACN

Avanzó que una de sus prioridades será la «transformación del vicerrectorado de personal». Y que dará continuidad sobre «aquellos aspectos que funcionan y de los que nos sentimos orgullosos».

Figueras espera que el traspaso sea «muy cordial» ya que «queremos que la institución funcione y que sigamos trabajando todos por el bien de la universidad». Se prevé que el relevo se produzca en los próximos días ya que, por el momento, la catedrática ha sido proclamada rectora de forma provisional y pueden presentarse alegaciones al recuento, de forma que no será hasta el día 21 cuando tendrá lugar la proclamación definitiva.

«Es la democracia»

Ferré, que había comparecido previamente, ya había abandonado la sala de comparecencias cuando Figueras dirigió sus primeras palabras. Quiso felicitar a su contrincante y valoró que «la democracia es esto y los resultados son los que son». Afirmó que el mensaje que ha mandado la comunidad universitaria con este cambio es de que «la doctora Figueras ha gustado más», y que a partir de ahora «volveremos a nuestra actividad de profesores, que es la que tenemos todos».

Con este cambio acaba un periodo en la URV en el que los tres últimos rectores habían sido del área de la Química. De hecho, Josep Anton Ferré había participado en los proyectos de todos los que le habían precedido en el cargo, y se presentaba a la reelección como la opción continuista al frente de esta institución.

Temas

Comentarios

Lea También