Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Fin al mandato más difícil

Día de despedidas. Tarragona celebra el último pleno de una legislatura en la que han fallecido tres ediles: Albert Abelló, Marbel Negueruela y Ana Santos 

Octavi Saumell

Whatsapp
Los representantes municipales se ha despedido este viernes del Saló de Plens. FOTO: Pere Ferré

Los representantes municipales se ha despedido este viernes del Saló de Plens. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona ha cerrado este viernes el mandato municipal más difícil desde la restauración de la democracia. Nunca antes una legislatura en la Plaça de la Font había sido tan inestable, como demuestra el hecho de que, de los 27 concejales que iniciaron la aventura en junio de 2015, solo quedan 21. Esto significa que, en poco más de mil días, ha cambiado más del 22% del Saló de Plens.

Por desgracia, tres de estas bajas han sido por fallecimiento. La primera fue en febrero de 2017, cuando la entonces concejal de Esports, María Isabel Negueruela (PP), perdió la vida tras sufrir un infarto. La edil –que tenía 49 años– había entrado en el pleno municipal solo un año antes, cuando tomó el relevo de Jordi Roca en el momento en el que éste fue escogido como diputado en el Congreso a principios de 2016. 

La segunda pésima noticia llegó en diciembre de 2017, cuando el entonces portavoz del PDeCAT, Albert Abelló, también sufrió un ataque al corazón a los 57 años. Dídac Nadal fue su sustituto, después de haber ocupado en 2015 el número ‘15’ de la candidatura de la antigua federación de Convergència i Unió, que se disolvió a principios de mandato para separarse entre el PDeCAT y Units per Avançar. Este divorcio provocó que Josep Maria Prats abandonara el grupo municipal. 

La tercera muerte fue la de la edil socialista Ana Santos, de 52 años, quien perdió la vida en abril tras luchar durante meses contra una grave enfermedad. 

Inestabilidad para Cs y PP
Noticias trágicas aparte, el mandato municipal ha sufrido una enorme inestabilidad, sobre todo por parte de Ciutadans y del Partido Popular. Los primeros tuvieron la baja a principios de 2016 de Lorena Roldán, quien se fue tras lograr un escaño en el Parlament de Catalunya. Su puesto fue ocupado por Beatriz Pérez, quien en verano de 2017 dejó la formación naranja y se fue al grupo no adscrito por discrepancias con el portavoz, Rubén Viñuales. Pérez ha recibido la compañía de Pedro Sánchez, quien también dejó el partido tras corroborar que no entraba en los planes de la candidatura para las elecciones municipales del 26 de mayo.  

A finales de 2016, Alejandro Fernández también abandonó la Plaça de la Font, tras ser designado portavoz del PP en el Parlament. Alejandro, que fue sustituido por Elisa Vedrina, ahora es presidente autonómico. Finalmente, Jordi Martí –de la CUP– dejó el pleno por motivos laborales, cediendo su escaño a Jaume López. Todo un Dragon Khan.         

Temas

Comentarios

Lea También