Tarragona Patrimonio

Finaliza la primera fase de las obras del Amfiteatre

Las actuaciones se han centrado en el muro perimetral de las escaleras del Miracle. La segunda fase será en la zona de rocas

REDACCIÓN

Whatsapp
El Amfiteatre cerró en septiembre por graves problemas en su estructura. FOTO: PERE FERRÉ

El Amfiteatre cerró en septiembre por graves problemas en su estructura. FOTO: PERE FERRÉ

Las obras de refuerzo del muro perimetral del anfiteatro en la zona de las escaleras del Miracle ya han terminado. Así lo aseguró ayer el concejal de Patrimoni, Hermán Pinedo (ECP), durante una entrevista en Tarragona Ràdio. De esta forma se da por finalizada la primera fase de los trabajos de rehabilitación de una de las partes más afectadas del monumento, que el pasado 27 de septiembre tuvo que cerrar sus puertas cuando se daba a conocer un informe en el que se ponían de manifiesto los problemas sus estructurales. Tras una intervención de urgencia podía abrirse de nuevo la entrada para que los visitantes pudieran acercarse. No obstante, sigue cerrado el acceso al público a las gradas y a la zona de la arena.

La intervención, que se ha visto afectada por la paralización por la crisis sanitaria de la Covid-19, se ha alargado por un periodo de tres meses y ha supuesto una inversión económica de 46.600 euros. El objetivo de esta primera licitación ha sido reconducir el paso del agua de lluvia para evitar un mayor deterioro del muro, que recibía las filtraciones de agua directamente, y por otro lado, el refuerzo de toda la pared, actualmente en mal estado.

Pinedo detalló ayer en Tarragona Radio que el objetivo del Ayuntamiento es «conservar y recuperar el patrimonio existente», y añadió que «las cuestiones administrativas y el paro de la actividad por el coronavirus» han retrasado la ejecución de los planes de rehabilitación. Pese a ello, el edil añadió que espera que se pueda disfrutar del anfiteatro pronto», si bien aún es una incógnita si estará a punto en otoño para Tarraco Viva.

La segunda fase de obras se centrará en la zona de rocas, próxima a las taquillas de acceso. El estudio y diagnosis que hizo Josep Lluís Serven, que supuso el cierre de este monumento, evidenciaba el riesgo de desprendimiento que presentan algunas piedras. También se trabaja en la Puerta Triumphalis para mejorar la accesibilidad y evitar las filtraciones de agua de la lluvia.

La tercera y definitva fase se centrará en la recuperación de la grada que se construyó en los años setenta, para «conservarla y evitar que se caiga», según detalló el edil.

Temas

Comentarios

Lea También