Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Floria critica «el miedo y la desconfianza» de Esquerra

La edil del PSC y exportavoz del gobierno municipal muestra su «preocupación» y duda que Pau Ricomà «sea el alcalde de todos»

Octavi Saumell

Whatsapp
El grupo municipal socialista, con Ballesteros y Floria, en una imagen del pasado sábado. FOTO: Pere Ferré

El grupo municipal socialista, con Ballesteros y Floria, en una imagen del pasado sábado. FOTO: Pere Ferré

La que durante doce años fuera la portavoz del equipo de gobierno de Josep Fèlix Ballesteros (PSC), Begoña Floria, duda que Pau Ricomà (ERC) «sea el alcalde de todos». En su primer día como nueva concejal de la oposición, la edil socialista escribió en su página web que «me cuesta de entender la nueva etapa» con Esquerra en el gobierno que se inició el pasado sábado, «a raíz de un pacto anti Ballesteros». 

«Ricomà debe saber que todos somos el pueblo, pero que nadie es el pueblo»

«Me gustaría que Ricomà entendiera una premisa fundamental: cada uno de nosotros somos parte del pueblo, pero nadie de nosotros es el pueblo», resalta Floria en el artículo, en el que lamenta que «las escenificaciones que vivimos el sábado me generan preocupación respecto a la nueva etapa». A su juicio, en la sesión de constitución del pleno «el respeto institucional quedó bastante en entredicho, sobre todo por parte de la CUP», en referencia a las camisetas que lucían las ediles Laia Estrada y Eva Miguel en las que se podía leer fora la màfia!.

«El sábado quedó bastante en entredicho el respeto institucional»

Asimismo, Floria lamenta que las referencias al Procés marcaran parte de los discursos y las tomas de posesión. «Por todo ello, tengo serias dudas de que Ricomà sea capaz de ser el alcalde de todos los tarraconenses».  

«Un gobierno débil»
Floria añade que el nuevo gabinete municipal arranca con «miedo y desconfianza», tras pedir el sábado que la votación de investidura del nuevo alcalde fuera a mano alzada y no mediante voto secreto, que «era la tradición histórica que se había hecho durante treinta años», escribe la edil del PSC, quien se pregunta: «¿Qué miedo tenía ERC para romper una forma de funcionar que siempre había sido así?». 

«¿Qué miedo tenía ERC para romper la tradición histórica y pedir el voto a mano alzada?»

A juicio de Floria, el voto que se llevó a cabo «muestra miedo y desconfianza, unos valores que están en las antípodas de cualquier proyecto que busque avanzar en positivo», a la vez que resalta que lo ocurrido el sábado «es un mal precedente que evidencia de forma alarmante la debilidad del nuevo gobierno que justo ahora empieza». 

«Poner el lazo amarillo en el balcón significaría romper con la neutralidad de la institución»

Finalmente, la edil socialista critica el debate abierto sobre si poner pancartas o lazos amarillos en el balcón del Consistorio. «Esto significaría romper una neutralidad histórica de la fachada, lo que ayuda a dar valor a la principal institución que nos representa a todos», indica. 

Temas

Comentarios

Lea También