Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fomento no contempla el AVE para pasajeros desde el centro de Tarragona

De momento, la interconexión que debe reducir el trayecto con Barcelona en menos de una hora no figura en los mapas de Fomento

Núria Riu

Whatsapp

El proyecto del Corredor del Mediterrani está empezando a definirse. Sin embargo, aún quedan muchos interrogantes encima de la mesa y uno de estos hace referencia a la conexión para los pasajeros de Tarragona hacia Barcelona. De momento, el Ministerio de Fomento no ha solucionado un aspecto que es clave, que es cómo podrán beneficiarse del tercer carril los viajeros, y si podrán llegar a la capital catalana en menos de una hora.

Es uno de los aspectos que surgió en la jornada ‘El nus ferroviari de l’àrea de Tarragona i els seus enllaços al Corredor del Mediterrani’ que, organizada por el lobby empresarial Ferrmed, permitió conocer el estado de la cuestión de esta infraestructura, así como las intervenciones a corto, medio y largo plazos.

El coordinador estatal del Corredor del Mediterrani, Juan Barios, fue el encargado de exponer el plan de actuaciones por parte del Gobierno, de cara a que el ancho internacional sea una realidad en 2020. No obstante, en ningún momento hizo referencia alguna al proyecto de la interconexión ferroviaria. Una inversión clave para conectar la línea convencional (con tercer carril) con la de alta velocidad, y que debe garantizar que los trenes de velocidad alta entren al centro de Tarragona y que esta ciudad no quede relegada a una estación para cercanías y media distancia. 

El tercer carril debe permitir que pueda llegarse desde Tarragona a Barcelona en 45 minutos

Esta interconexión no aparecía en los mapas del representante de Fomento. Y preguntado sobre el respecto, apuntó que «lo estamos hablando con la Generalitat». De hecho, el secretario de Infraestructures i Mobilitat del Govern autonòmic, Ricard Font, hacía referencia al respecto cuando habló de las incertidumbres que aún existen alrededor de este proyecto. Font incluía entre las prioridades que «conecte Barcelona con Tarragona en 45 minutos y con Reus en 50». Para ello hay varias opciones sobre la mesa, y todas pasan por una interconexión de vías que el Govern sitúa en la zona del Penedès y las plataformas a favor del transporte público defienden que sea en Altafulla.

En todo caso, es un aspecto que quedará definido en el documento de consenso que están redactando los ayuntamientos de Tarragona, Reus, Vila-seca, Salou y Cambrils, junto con la PTP, la Pdf.Camp y el Govern. «Seguiremos insistiendo en que tire adelante esta interconexión y así quedará recogido en este documento conjunto en que estamos trabajando», aseguraba el concejal de Territori del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà.  Apuntó que el informe debe servir para mantener la unidad de criterio y asumir las demandas del territorio.

Durante la jornada, los agentes del territorio insistieron también en la provisionalidad de este tercer carril. Milà avanzó que «se está trabajando de cara a definir un trazado definitivo para la Reus-Roda». Y no tan solo la ciudad de Tarragona necesitará esta inversión si no quiere hipotecar su fachada marítima para las mercancías; esta nueva línea es inevitable también para evitar que el flujo de mercancías, con trenes de todo el Mediterráneo, congestione la línea en 2024, tal y como prevé Ferrmed. 

El tráfico de convoyes de mercancías se multiplicará por cinco

Saturación de la línea convencional
El presidente de Ferrmed, Joan Amorós, insistía de nuevo sobre la necesidad de «un calendario con una planificación a medio y largo plazos, dado que si no empezamos a trabajar desde ya mismo, y a partir del año que viene tenemos encima de la mesa un proyecto, lo tendremos muy complicado, porque la infraestructura quedará saturada». Y, en este sentido, Ferrmed tiene las cifras claras. La cuota del ferrocarril en el tráfico de mercancías tan solo representa el 4%, si el Corredor del Mediterrani sitúa este porcentaje a niveles europeos, es decir casi del 20%, significa que el tráfico de estos convoyes se multiplicará por cuatro o cinco. «Esto creará problemas sobre la infraestructura actual», decía Amorós.

La jornada, celebrada en el Port de Tarragona, sirvió para presionar al Gobierno de cara a desencallar definitivamente un proyecto que ya debería estar en funcionamiento. «Queremos concreciones técnicas y cifras de inversiones», decía el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, quien apuntó que quería «dejar de celebrar» cumbres para seguir defendiendo este corredor.

Temas

Comentarios

Lea También