Fondue de queso

Whatsapp
Fondue de queso

Fondue de queso

El plato que proponemos hoy es una deliciosa Fondue de Quesos. Un plato originario de los macizos montañosos de Jura y el norte de los Alpes. Los montañeros de esa zona fueron quienes dieron lugar a esa técnica de fundir el queso cuando tan sólo contaban con trozos de queso duro y pan.

Es un plato muy famoso e incluso cuenta con diferentes tipos de versiones como por ejemplo la Fondue de carne o de chocolate.

Además, es ideal para disfrutar con amigos, ya que al compartir el recipiente donde se funden los trocitos de queso, es una experiencia realmente divertida. Cada comensal tiene un pincho metálico alargado con dos o tres puntas que utiliza para sumergir los trozos de pan en el queso fundido. 

La receta de la Fondue de hoy es de Magda, fundadora de Formatges Magda. Un puesto del Mercado Municipal de Tarragona que, desde 1988 se ha dedicado especialmente al queso. Contando con más de 250 referencias de quesos de todos tipos, gustos y orígenes. Tanto Magda como sus hijas, Aroa y Marta saben mucho de queso y siempre encuentran el queso ideal para tus gustos…

Nos proponen una Fondue con 3 quesos originales de las zonas donde se creó la Fondue. Toda una experiencia para los amantes del queso.

Ingredientes para 4 personas:

2 vasos de vino blanco seco

200 gr Queso Gruyere suizo

200 gr Queso Emmental suizo

200 gr Queso Appenzeller

2 cucharadas de maicena

4 cucharadas de Kirsch o aguardiente

Media cucharadita de nuez moscada

1 diente de ajo

Pimienta

Pan y los acompañamientos que desees servir

Preparación:

Unta el ajo dentro de la olla de fondue.

Vierte el vino blanco en la olla y enciende el quemador.

Deja que el vino se caliente, sin llegar a hervir.

Diluye la maicena en una taza con un poco de vino y el Kirsch.

Reduce el fuego y añade la mezcla, removiendo para que no queden grumos.

Tritura el queso y añádelo a la mezcla, sin dejar de remover

Con una cuchara de madera, mezcla bien, revolviendo con regularidad y en ochos.

Agrega la nuez moscada y pimienta al gusto.

Si la mezcla queda demasiado dura, agrega más vino. Si la mezcla es demasiado blanda, añade más queso.

Lleva la olla directamente a la mesa sobre su quemador para que mantenga el calor.

Tras hacer la fondue de queso, sólo queda servir el pan y los acompañamientos.

¡A disfrutar!

Temas

Comentarios

Lea También