Tarragona Sociedad

Fractura de nariz: el precio de una acera en mal estado

En Enric d’Ossó abundan las baldosas agrietadas o rotas y falla la iluminación

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
En algunas zonas de la acera, como esta delante del Martí i Franquès, ya no hay baldosas, FOTO: PERE FERRÉ

En algunas zonas de la acera, como esta delante del Martí i Franquès, ya no hay baldosas, FOTO: PERE FERRÉ

N.L., de 67 años, sufre fuertes dolores pese a que ya han pasado más de veinte días desde que una caída en la calle Enric d’Ossó le provocara una fractura en la nariz de la que necesitará operarse. También se le saltó un empaste dental y sufrió un golpe en un ojo y en una pierna.

La caída se produjo cerca de las ocho de la tarde. «El problema, además de que los adoquines están en mal estado, es que cuando oscurece, como los árboles están muy frondosos, la luz de las farolas no llega al suelo... Ese día, como no vi venir el obstáculo, ni siquiera tuve tiempo de poner las manos para protegerme y terminé cayendo hacia adelante con todo el peso de todo el cuerpo y con la cara pegando al asfalto», explica.

«Afortunadamente estaban por allí algunos jóvenes que me levantaron, llamaron a la ambulancia y no se separaron de mí hasta que llegó. Alguno de ellos me comentó que se había caído en el mismo lugar», señala N.L. quien asegura que, cuando acabe de recuperarse, presentará una denuncia contra el Ayuntamiento de Tarragona.

Basta un recorrido por la acera en la que la mujer sufrió la caída para darse cuenta del mal estado en que se encuentra. A lo largo de todo el trayecto hay baldosas agrietadas, rotas, levantadas o, simplemente, inexistentes. Justamente la parte que se encuentra a la entrada del Institut de Martí i Franquès (un centro que tiene más de 1.400 alumnos) es la que se encuentra en peor estado, con socavones y tapas de alcantarilla que se encuentran por debajo del nivel de la calle.

Un señor mayor que va con un bastón dice que el estado de la acera «es deplorable, cuando paso por aquí siempre voy con todos los sentidos. A mi edad una caída puede ser una tragedia» dice.

Otras aceras vecinas que comparten el mismo modelo de baldosas de cuadros, como es el caso de la Avinguda Roma, también presentan problemas de conservación. Hace dos días, frente a la oficina de la Seguridad Social, esta vez a pleno mediodía, otra mujer se cayó en una zona levantada por las raíces de los árboles.

Actuación de la brigada

Consultado al respecto, el concejal de Urbanisme, Xavier Puig, explicó que en breve la Brigada d’Intervenció Ràpida (BIR) revisará el estado de la acera y hará las reparaciones pertinentes para garantizar la seguridad de los viandantes.

No obstante, reconoció Puig, hay calles de la ciudad que necesitan una intervención integral. «Heredamos una ciudad con un espacio público en muy mal estado en el que se ha invertido más bien poco y es algo que no solucionaremos de un año para otro», dijo.

En este sentido aseguró que cada año se invertirá en la renovación de distintas aceras de la ciudad.

Las prioridades se determinan en función de los informes elaborados por los equipos técnicos municipales y de las quejas vecinales. No obstante no especificó si esta calle está entre las primeras a renovar.

Respecto al modelo de baldosas empleadas, señaló que, de ahora en adelante, en las futuras remodelaciones, se garantizará que las nuevas aceras sean «seguras y accesibles», algo que también tendrá en cuenta el tipo de árboles que se plantan.

Comentarios

Lea También