Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Frustran el intento de ocupar el piso de una familia de Tarragona que estaba de viaje

El aviso de los vecinos logró que los Mossos llegaran mientras cambiaban la cerradura

Norian Muñoz

Whatsapp
Los ocupas habrían ingresado desde el tejado del edificio donde rompieron una reja. FOTO: Pere Ferré

Los ocupas habrían ingresado desde el tejado del edificio donde rompieron una reja. FOTO: Pere Ferré

Una familia debió regresar de vacaciones abruptamente cuando se enteró de que su piso, actualmente vacío porque está a la venta, había sufrido un intento de ocupación.

Pasó el miércoles por la tarde en la calle 21 de Bonavista. Un vecino se percató de que había ruidos en un piso y cuando llamó y vio que no le abrían, sospechó que no eran los dueños y llamó al 112. Los Mossos d’Esquadra se personaron cuando dos personas estaban en pleno proceso de cambiar la cerradura de la puerta.

Los agentes les pidieron que enseñaran documentos que demostraran que eran dueños o inquilinos, lo que no pudieron hacer. Les identificaron, abrieron diligencias y, finalmente, después de mediar con ellos, se fueron voluntariamente.

Además de los daños en el piso al que entraron, los ocupas rompieron una reja en la terraza del edificio. Los vecinos suponen que fue desde allí donde pudieron acceder al piso (había varias sábanas atadas), aunque también manipularon y dañaron, desde dentro, el portal de la entrada. 

Los propietarios del piso tuvieron que regresar desde Murcia donde estaban de vacaciones y hacer ‘guardia’ porque las personas que intentaron acceder siguen rondando por el barrio.

Objetos ‘olvidados’ en el piso

Una de las sorpresas que se encontraron los dueños al acceder fue el hecho de que en el piso, inicialmente vacío, había un colchón, mantas, un televisor, una consola, una tostadora, una plancha y un equipo de buceo que no son suyos. Ahora la sospecha es que los objetos los hayan sustraído los ocupas del piso de al lado, también vacío, y que pertenece a una familia que sólo viene por temporadas.

Los dueños del piso se lamentan de que ahora les ha tocado instalar todo tipo de medidas de seguridad, desde una alarma a ventanas reforzadas. Los vecinos, por su parte, aseguran que ya no están tranquilos en sus casas sabiendo que los ocupas están vigilando los pisos vacíos.

Temas

Comentarios

Lea También