Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona SOCIEDAD

GAIA pide que la multa por maltrato sea superior a la de no censar un perro

Los animalistas dudan del beneficio que podría comportar la creación de un banco de ADN como prevé la nueva normativa

Octavi Saumell

Whatsapp
El Ayuntamiento quiere poner en marcha un banco de ADNde los perros para tener controlados a sus propietarios. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento quiere poner en marcha un banco de ADNde los perros para tener controlados a sus propietarios. Foto: Pere Ferré

La entidad Grup Acollides i Adopcions d’Animals Tarragona(GAIA) ha presentado una treintena de alegaciones al borrador de la nueva ordenanza animal aprobada el pasado mes de noviembre, de forma inicial, por parte del pleno municipal. La asociación valora que el texto «supone un gran avance respecto a la anterior ordenanza de convivencia cívica», pero resalta que «hay determinados aspectos que pueden incluirse para tener una normativa mejorada» según indican fuentes de la propia entidad.

Oficina de protección animal

Entre otras alegaciones, GAIA Tarragona considera «innecesaria» la obligación de realizar una prueba de ADN a los perros con el objetivo de poder multar a los dueños incívicos que no recogen los excrementos de sus animales. «Estamos completamente a favor de actuar frente a quién no es cívico, pero consideramos que, como en el resto de municipios, la policía es quien debe ejercer la labor inspectora e identificar y multar a los propietarios que no cumplen con la ordenanza», aseguran.

Por otro lado, GAIA cree que «el presente borrador no contempla nada sobre los posibles beneficios que podría comportar la creación de un banco de ADN para luchar contra los casos de abandono o maltrato animal», un hecho que les haría valorar «con mayor detalle su idoneidad». En este sentido, la asociación animalista considera que la multa más grave de 3.000 euros que se establece «no puede ser por no censar al perro, sino por casos de mayor gravedad como maltrato o abandono y que las asociaciones ven de manera continuada».

GAIAtambién quiere la creación de una oficina municipal de protección animal «que maximice los recursos del Ayuntamiento y aglutine los diferentes servicios y trámites relacionados con los animales». Finalmente, GAIA quiere que se incluya «crear espacios adecuados a las necesidades de nuestros animales de compañía, como la creación de áreas para perros, mejora y creación de nuevos pipicans.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También