Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gepec pide que se retire la autorización a la empresa siniestrada

La entidad ecologista solicita también una revisión de la normativa de seguridad

Diari de Tarragona

Whatsapp
La entidad dice que se redacte un nuevo plan de seguridad que tenga en cuenta el efecto dominó. Foto: Pere Ferré

La entidad dice que se redacte un nuevo plan de seguridad que tenga en cuenta el efecto dominó. Foto: Pere Ferré

La entidad ecologista GEPEC-EdC,  en relación a la toxicidad del óxido de etileno, asegura que cuando se habla de toxicidad en un accidente químico hay que tener en cuenta que, en caso de explosión y / o incendio, el riesgo inherente del producto que se inflama hay que añadir el riesgo asociado a los gases y humos derivados de la deflagración o combustión

El óxido de etileno es un compuesto extremadamente reactivo, que de hecho se utiliza como agente desinfectante y a nivel industrial es utiliza en síntesis por su facilidad para oxidar compuestos orgánicos.

Por lo tanto, recalca, que es falso que un accidente químico producido por el óxido de etileno sea inocuo. "Es tóxico tanto el propio óxido de etileno como el humo y gases producidos durante su combustión. Sus efectos pasan desde irritación en las vías respiratorias, trastornos en el aparato digestivo (náuseas, vómitos ..), trastornos neurológicos hasta abortos espontáneos, sin menospreciar los efectos cancerígenos y mutagénicos demostrativo que tiene este compuesto sobre las células.

Añade que en el episodio vivido ayer en el Camp de Tarragona y en concreto a las poblaciones cercanas al siniestro,  "se ha podido constatar que el Plaseqcat no es una herramienta eficiente en casos de emergencia real, sino una absoluta tomadura de pelo.

La desinformación desde los canales oficiales (112, emergencias, bomberos) ha llegado tarde y sesgada, por lo que la población ha tenido que informar mediante las redes sociales para entender que lo que estaba sucediendo era verdaderamente grave.

"Se les debería caer la cara de vergüenza a las autoridades municipales y gubernamentales que han quitado hierro al accidente y se han atrevido incluso a afirmar que el accidente no ha generado ningún riesgo para la población más cercana, a la vez que mediante las redes sociales de los canales oficiales se estaba pedido confinamiento en varias poblaciones del Tarragonès y Baix Camp".

Sin embargo, y sin ninguna explicación coherente, añade que también se ha constatado que la alarma que debe servir para informar a la población para que se confine no ha sonado en ningún momento.

Viendo los vídeos e imágenes que desde las redes sociales se han ido compartiendo, "es sencillo llegar a una conclusión clara: el desastre no ha sido aún peor por simple azar. Sólo que hubiera habido un viento moderado, las tareas de extinción habrían sido mucho más dificultosas y las posibilidades de afectación a tanques de combustible e instalaciones cercanas habrían sido enormes".

Recalca que la consecuencia directa pudo ser catastrófica: el llamado efecto dominó, que desde los desastres de Seveso y Bhopal (entre otros) sigue planeando sobre todas las actividades industriales que se encuentran concentradas en un territorio reducido, como es el Camp de Tarragona, y en concreto los polígonos industriales Norte y Sur.

En base a los videos donde aparecen los bomberos con mangueras de agua, "su misión no es tanto apagar directamente la llama como refrigerar los depósitos y conducciones cercanas al lugar siniestrado".

Es éste el riesgo potencial de efecto dominó, lo que de ninguna de las autorizaciones industriales otorgadas por la Direcció General de Qualitat Ambiental ha tenido en cuenta, y del que desde GEPEC-EdC siempre hemos alertado y alegado . 

Las peticiones

Este no ha sido más que el enésimo accidente en el Camp de Tarragona provocado por una actividad industrial del sector químico. El GEPEC-EdC exige:

- Una revisión a fondo de la normativa de seguridad y riesgos laborales de la petroquímica por parte de la Generalitat.

- La redacción desde cero de un nuevo Plan de Seguridad ante el Riesgo Químico, que tenga en cuenta el efecto dominó y disponga de una capacidad de reacción inmediata de los canales oficiales de comunicación ante una emergencia en tiempo real.

- La revocación de la autorización de funcionamiento de Iqoxe y la depuración de responsabilidades a nivel penal por los hechos sucedidos. No nos conformaremos con una sanción económica.

Temas

Comentarios

Lea También