Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Guerra interna entre los marchantes de Tarragona

El motivo son los horarios que llevarán a cabo una vez vuelvan a la Plaça Corsini

Carla Pomerol

Whatsapp

Guerra interna entre los marchantes de Tarragona por el tema de los horarios que llevarán a cabo cuando vuelvan a Plaça Corsini. El retorno está previsto para antes de acabar este año, aunque para que el mercadillo vuelva, la plaza debe estar totalmente urbanizada. Algunos les gusta la idea de trabajar todo el día, mañana y tarde. Otros aseguran que ni hablar, que significaría doblar gastos y contratar más personal. Estas opiniones llegan a raíz de las declaraciones de la presidenta de Espimsa y concejal de Comerç del Ayuntamiento de Tarragona, Elvira Ferrando, que asegura que los marchantes tendrán la opción de abrir también por la tarde, cuando vuelvan a su lugar de origen, a la Plaça Corsini. 

No todos los paradistas están de acuerdo con estas palabras. El presidente de la Associació de Marxants de la Província de Tarragona, Josep Joaquim Gómez, asegura que "los afectados, es decir, nosotros, debemos decir alguna cosa al respeto sobre si trabajar por la tarde. He hablado con muchos de los asociados y la idea no convence". Gómez asegura que abrir tantas horas significará un incremento de los gastos, la contratación de más personal y mucho más cansancio. "Esto no es como una tienda, estamos hablando de un mercadillo, no solamente vender, también montar y desmontar", asegura Gómez, quien añade que "no estaremos todo el día allí porqué lo diga la concejal".

El presidente de la entidad ha explicado a este periódico que se llevará a cabo una consulta para conocer exactamente las opiniones de los marchantes. "Le presentaremos un informe a Espimsa y al Ayuntamiento", asegura Gómez. Cabe recordar que, hace diez años, cuando el mercadillo estaba en la Plaça Corsini,  la mayoría de paradas también vendían por la tarde. Según el presidente de los marchantes de la provincia, "las cosas han cambiado, eran otros tiempos y la economía era distinta".

La otra cara de la moneda la protagoniza la otra entidad, la Associació de Marxants de Tarragona, capitaneada por Enric Daza, quien asegura que "hay muchos paradistas jóvenes, que tenemos que ganarnos el sueldo. Antes abríamos por la tarde e iba bien. Además, contamos con informes que demuestran que los hábitos de consumo están cambiando y que es precisamente por la tarde cuando los clientes tienen más tiempo para ir a comprar". 

Por otro lado, Enric Daza, presidente de la Associació de Marxants de Tarragona, asegura que "debemos ser honestos y reconocer que, hace diez años, cuando nos trasladamos a la Rambla Nova, acordamos que volveríamos a Corsini con las mismas condiciones. No podemos tirar atrás ahora". El representante de esta entidad que la mayoría de los asociados quieren quedarse todo el día, "sabemos que es trabajar má, pero debemos hacer un esfuerzo", asegura Daza. Finalmente, el presidente se muestra enfadado, ya que "la otra entidad habla en nombre de todos los marchantes, por eso he decidido pronunciarme". 

Si en algo coinciden las dos asociaciones, una a nivel provincial y la otra a nivel local, es que s necesario pedir y conocer la opinión del resto de marchantes para poder defender mejor las necesidades del sector. 

Temas

Comentarios

Lea También