Más de Tarragona

«Ha pasado un año de Iqoxe y estamos igual o peor»

Sindicatos y vecinos lamentan que 365 días después de la trágica explosión «la gente aún no sabría cómo actuar». La FAVT no descarta suspender por la Covid la concentración del jueves

Octavi Saumell

Whatsapp
Sindicatos y federaciones vecinales mostraron ayer sus críticas hacia el papel de la administración un año después de Iqoxe. FOTO: PERE FERRÉ

Sindicatos y federaciones vecinales mostraron ayer sus críticas hacia el papel de la administración un año después de Iqoxe. FOTO: PERE FERRÉ

Los sindicatos UGT y CCOO, junto a la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT), denuncian que casi un año después de la trágica explosión en la planta de Iqoxe –que acabó con la vida de tres personas– «no se ha hecho absolutamente nada para mejorar la seguridad y la formación en la industria química» y, de hecho, lamentan que la situación en las plantas industriales y su entorno «es igual o incluso peor» que hace 365 días. Así de claros se expresan los secretarios generales de los sindicatos en la demarcación de Tarragona, Joan Llort y Mercè Puig, así como el presidente de la federación vecinal, Alfonso López.

«Si hoy hubiera otro accidente se actuaría exactamente igual, no se ha avanzado en nada», lamenta Llort, quien denuncia que «la población está igual de desinformada, no se ha llevado a cabo ningún proceso para mejorar la formación e información sobre cómo actuar si vuelva a suceder otro episodio similar». De hecho, el representante de la UGT recuerda que «tras el accidente hubo reuniones para incrementar el nivel de seguridad en la industria, así como en las empresas subcontratadas, pero no nos han vuelto a convocar».

En la misma linea se expresa Mercè Puig, de CCOO, quien teme que «si vuelve a haber otra explosión es cierto que seguramente ahora sonarían las sirenas, pero también lo es que la mayoría de la población no sabría cómo actuar», ya que «hay un inmovilismo absoluto por parte de la administración».

Por su parte, Alfonso López resalta que «no estamos en contra de la industria química, pero lo que queremos es que nos garanticen su seguridad para poder vivir con harmonía. No podemos seguir igual», indica el presidente de la federación vecinal, quien pide a la Generalitat que «mueva ficha y haga las cosas bien» para incrementar las medidas de control hacia la petroquímica.

¿Sin noticias del Plaseqta?

Asimismo, otro de los puntos con los que sindicatos y vecinos se muestran críticos con la Generalitat es sobre la implementación del nuevo Plaseqta, que devuelve el poder de decisión al territorio. «Hay una propuesta de documento, pero no sabemos nada más. No sabemos cómo está este documento ni nos han querido escuchar. No queremos compromisos, queremos hechos», relata Joan Llort.

Por su parte, Puig lamenta que el nuevo Pla d’Emergència del Sector Químic de Tarragona (Plaseqta) «no se ha debatido», y reconoce que «solo sabemos que hay un documento cerrado, pero que ni se ha publicado ni se han aceptado las propuestas de los vecinos», por lo que detalla que «el Plaseqta ahora no está en vigor», por lo que «el poder de decisión seguiría en Barcelona si hubiera hoy otra explosión».

Asimismo, Alfonso López –de la FAVT– denuncia que «es incomprensible que el Govern diga que no tiene 1,4 millones de euros para implementar los sensores perimetrales, ya que la seguridad siempre debería ser una prioridad».

De hecho, el pleno del Parlament aprobó en diciembre un paquete de medidas para modificar la actual normativa la próxima legislatura, tras examinar las conclusiones de la comisión de estudio de la seguridad química. Así, se avala cambiar la normativa vigente y obligar a las empresas del sector químico a «disponer de salas de control bunkerizadas en cada planta». También se apuesta por exigir a las compañías a «disponer de un registro remoto, con sistemas de copias de seguridad» y la presencia de cajas negras «equivalentes a las de los aviones», así como «incentivar a las empresas para que creen centros de control externos a las plantas de producción, priorizando la seguridad de los empleados».

La concentración, en el aire

Por otra parte, de momento sigue convocada para las 18.40 horas la concentración prevista en la Plaça de la Font para el próximo jueves, día en que se cumplirá justo un año de la explosión. «Sigue adelante, pero estaremos a expensas de lo que nos diga el Procicat», indica López, quien lamenta que el confinamiento municipal decretado «restará presencia de gente» al acto, que llevará como lema No oblidem. «Lo que no haremos será poner en peligro a nadie», afirma el representante vecinal.

Temas

Comentarios

Lea También