Tarragona La jornada contó con más de un centenar de personas

Hacer visible lo invisible

La Fundació Esclerosi Múltiple celebra el Día Mundial de la EM. La fiesta tuvo parte solidaria

Pablo Latorre

Whatsapp
La fiesta atrajo a más de un centenar de personas, entre amigos, familiares y autoridades del territorio.

La fiesta atrajo a más de un centenar de personas, entre amigos, familiares y autoridades del territorio.

«Ha sido una fiesta entrañable y cercana». La responsable de comunicación de la delegación de TGN de la Fundació Esclerosis Múltiple, Sefa Bové, salió encantada de la fiesta que organizaron por el Día Mundial de la EM esta semana. «Todas esas felicitaciones y ánimos para seguir adelante nos han dejado muy buen sabor de boca», añadió frente a un Mas Sabater en el que no cabía ni una aguja.

Más de 110 asistentes acudieron a la llamada. Personas con Esclerosi Múltiple del Mas Sabater, familiares, el equipo de profesionales, directivos y autoridades como el alcalde de Vallmoll, Lluis Cusidó, y la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, no faltaron a la cita. Tampoco lo hicieron las entidades y empresas colaboradoras, como la Fundació Privada Reddis, Vermuts Miró, la Cambra de Comerç de Reus, Industries Teixidó, Cellers Unió, Olis de Catalunya, Assessoria Parés y Aubia. 

El joven violinista Alexandre Amorós abrió la fiesta. Eligió una pieza clásica y otra popular catalana, que dieron paso a los parlamentos del alcalde de Reus, Carles Pellicer, de  la pdta. de la FEM de las comarcas de TGN, Teresa Campanera, y del dr. Mèlich, que acudió en representación de los Serveis Territorials. Mientras, los nanos de Reus,  Xiquet y Xiqueta, animaron a la gente «a no ser invisibles y a dejar un mensaje para la fundación». Todas esas frases, muchas de ellas escritas con gran sensibilidad, las mantendrán colgadas en el centro como inspiración.

La jornada también contó con su parte solidaria, pues los invitados pudieron comprar las bolsas de la campaña Posa color a la teva vida. Gracias a ellas se recaudaron en torno a 1.200 euros para la FEM. Sin embargo, la solidaridad no se presentó únicamente con dinero. Empresas como Esclat y otros voluntarios particulares participaron regalando pasteles y pica-pica para el vermut.

Finalmente, la fiesta continuó en el Hospital Universitari de Sant Joan de Reus para introducir los síntomas de la EM, y terminó con la encendida de la Capsa Gaudí. Acompañados por la concejal de Reus, Montse Vilella, un grupo de 12 personas asistieron al anochecer a un breve espectáculo lumínico del Gaudí Centre.

Temas

Comentarios

Lea También