Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hacienda bloquea las cuentas de una treintena de entidades de Tarragona

Entre ellas están el Consorci d’Aigües de Tarragona, la URV, el Parc Eòlic del Baix Ebre o la Fundació Observatori de l’Ebre

Xavier Fernández/Alba Nebot

Whatsapp
Fachada del futuro Museu del Món Casteller, en una imagen de archivo. Hacienda vigila sus cuentas. Foto: dt

Fachada del futuro Museu del Món Casteller, en una imagen de archivo. Hacienda vigila sus cuentas. Foto: dt

El Ministerio de Hacienda ha bloqueado desde hace días las cuentas de una treintena de entidades de Tarragona, que forman parte del listado de 360 organismos públicos, semipúblicos y privados a los que el Gobierno español vigila para impedir que el Govern de la Generalitat pueda desviar fondos para el referéndum previsto para el domingo.

Entre las entidades intervenidas están el Consorci Memorial dels Espais de la Batalla del Ebre, el Consorci Museu Castellers de Catalunya, el Consorci d’Aigües de Tarragona, el IPHES, la Fundació Observatori de l’Ebre, la Fundació URV, el Institut Català d’Arqueològica Clàssica, el IDECE, el Parc Eòlic del Baix Ebre, el Parc Científic i Tecnològic del Turisme i Oci de la Costa Daurada, la URV, la Fundació del Parc Tecnològic del Vi o la Fundació Privada Institut Català d’Investigació Química.

Ayer mismo la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya denunció públicamente el bloqueo de sus cuentas corrientes, informa ACN. La CCCC tiene sus cuentas bloqueadas desde el 20 de septiembre, lo que en la práctica supone, entre otros, que cualquier pago que desee efectuar debe ser supervisado y aprobado por el Ministerio. 

La CCCC ha comprobado posteriormente que aparece en el listado de entidades afectadas por las medidas pero dentro del Consorci del Museu Casteller de Catalunya, del que forma parte la entidad, junto con el Ayuntamiento de Valls, la Diputació de Tarragona y la Generalitat. Es por esto que la Coordinadora ha pedido al Ministerio que levante el bloqueo de las cuentas.

También se enteró ayer de que tiene bloqueadas sus cuentas la Fundació Privada Apel·les Fenosa. La noticia le llegó a la Fundació cuando, estando en el mismo banco, éste les informó que no podían realizar la transacción por tener la cuenta intervenida por el ministerio de Hacienda. 

Fuentes de la fundación cultural aseguran que no han recibido ningún tipo de notificación por parte de Hacienda y que no hubieran conocido el bloqueo si no hubieran ido al banco esa misma mañana.

¿Por qué?

La noticia se ha recibido con incredulidad tanto por parte de la fundación como del Ayuntamiento, ya que ninguno de los dos órganos conoce los motivos que pueden haber llevado a Hacienda a incluir a la fundación en la lista de entidades a las que bloquear las cuentas. 

Según fuentes de la fundación, no habían enviado ni siquiera un comunicado respaldando la consulta del 1 de octubre ni se habían posicionado de ninguna otra forma.

Otra entidad, la Fundació Apel·les Fenosa, se enteró al no poder hacer un pago en el banco

La fundación apunta dos posibles motivos. El primero sería la vinculación entre la fundación y el alcalde, puesto que Martí Carnicer es portavoz del Partido Socialista en el Vendrell y, como alcalde, presidente honorífico de la fundación. El segundo es el Premi Nacional de Cultura que recibió la fundación el pasado mes de junio. Un reconocimiento a la promoción cultural que entrega el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts, consell que pertenece a la Generalitat. 

Motivo insuficiente

Esos son los únicos puntos de relación que la fundación dice mantener con el referéndum o con el Govern, y no les parece un motivo de suficiente peso para intervenir unas cuentas bancarias de una entidad que ni tan siquiera  es pública.

Desde el Ayuntamiento, además, se cuestionan qué criterio podría haber seguido Hacienda para escoger a la fundación Apel·les Fenosa y no a otras de la localidad, como la Fundació Santa Teresa, también privada, o la Fundación Pau Casals. Así, la confusión fue la respuesta común con la que se recibió la noticia de esta intervención de cuentas. 

Por el momento, el director de la Fundació está estudiando qué recurso se podría utilizar para contrarrestar la decisión de Hacienda, aunque por lo repentino de la noticia no hay aún una línea de actuación clara. Por su parte, el Ayuntamiento de El Vendrell está valorando también cuál debe ser su reacción.

Temas

Comentarios

Lea También