Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona #seriesenvena

Hadas, faunos, humanos: una mezcla difícil de encajar

‘Carnival Row’. Esta producción de Prime Video consigue introducir al espectador en un mundo fantástico y totalmente intrigante

Yolanda Fernández

Whatsapp
Orlando Bloom y Cara Delevigne protagonizan esta serie fantástica. Foto: Prime Video

Orlando Bloom y Cara Delevigne protagonizan esta serie fantástica. Foto: Prime Video

Durante siglos la tierra de las hadas era un lugar de mito y leyenda, hasta que los hombres llegaron y lucharon para controlar sus riquezas. Tras siete años de guerra la república del Burgo se retiró, abandonando a las hadas al puño de hierro de sus rivales, El Pacto. Y ahora, la tierra de las hadas, Tirnanoc, es un infierno del que desean escapar.

Tras una encarnizada lucha, el hada Vignette Stonemoss (Cara Delevigne) consigue escapar de los temibles soldados del Pacto y llega a la ciudad del Burgo, al igual que lo hacen cientos de criaturas de otros lugares, que también huyen del todopoderoso Pacto.

En la ciudad del Burgo vive Rycroft Philostrate (Orlando Bloom), un duro y solitario policía que investiga una serie de cruentos asesinatos que están ocurriendo en el barrio de Carnival Row.

Ante la llegada de Vignette, Philo se va a ver obligado a recordar un pasado que intenta olvidar, mientras que ella quiere adaptarse a su nueva vida en el Burgo y vengar antiguas afrentas. Philo y Vignette tienen un pasado en común que poco a poco se va a ir desvelando.

Fantasía victoriana
Carnival Row, la nueva producción que acaba de estrenar Prime Video, es una serie steampunk de fantasía y misterio donde los principales protagonistas son Philo y Vignette. Pero el mundo del Burgo es muchísimo más amplio y complejo. En él conviven hadas, faunos, centauros y humanos.

Faunos y humanos conviven a duras penas. Foto: Prime Video

Los principales habitantes de la ciudad son los humanos, que ostentan el poder político y social, mientras que las criaturas fantásticas son inmigrantes que huyen de sus países para evitar ser masacradas por los soldados del Pacto y viven marginadas en el barrio de Carnival Row donde se dedican a los trabajos y tareas de más bajo nivel. De nuevo es inevitable observar los paralelismos que existen con nuestra triste realidad actual.

En el Burgo se vive en una constante tensión entre las criaturas fantásticas refugiadas y los humanos y la convivencia es todo menos apacible. Por si fuera poco, a esto hay que sumarle el clima de intranquilidad que hay en Carnival Row por los crueles asesinatos sin resolver y que parece que solo preocupan al inspector Philo.

Excesivas tramas y subtramas
Carnival Row es de las pocas series actuales de fantasía que no está basada en ningún libro y sus creadores han pretendido hacer un producto complejo y rico en personajes y tramas. Pero ya lo dice el refrán, «quien mucho abarca poco aprieta», y esto es lo que ocurre a lo largo de los ochos capítulos de la primera temporada. Es tal la cantidad de líneas argumentales y personajes que existen, que llega un momento en que todo este batiburrillo hace que el espectador tenga tanta información en su cabeza que pierde un poco el sentido global de la serie.

Philo (Orlando Bloom) y Vignette (Cara Delevigne) tienen un pasado en común. Foto: Prime Video

A todo esto hay que añadir que el desarrollo de la acción es bastante lento al principio, necesitando casi cuatro capítulos para hacer la presentación de todos los personajes y plantear la mayoría de las tramas. Dedican todo un capítulo entero, el tercero, a explicarnos el pasado en común de Philo y Vignette. Aunque esto se lo voy a perdonar porque es de los mejores de la temporada. Y a partir del quinto es cuando realmente la serie coge velocidad de crucero y tras una serie de descubrimientos en la investigación por parte de Philo, las piezas del puzzle van a ir encajando hasta la traca final del último capítulo donde nos dejan con unas ganas enormes de que empiece la segunda temporada. Cosa que ya os digo yo que parecía mentira al comienzo de la serie.

Una producción perfecta
Pero donde han dado en el blanco es en la excelente ambientación. Es impresionante. Los escenarios, vestuarios, caracterizaciones son de una calidad extraordinaria. Ves volar a las hadas y te lo crees. Te cruzas por la calle con un fauno y le pides la hora. Ahí han acertado de lleno. Es Carnival Row una serie de la que yo esperaba algo más, y no que me haya tenido que esperar a los últimos capítulos para que me empezara a gustar realmente. Aunque todo apunta a que con la segunda temporada no me pasará. Ya os contaré.

¿Qué es una serie steampunk?

El steampunk es un subgénero de la ciencia ficción/fantasía que se desarrolla en universos generalmente fundamentados en la maquinaria basada en el vapor. Suele desarrollarse en la época londinense victoriana del siglo XIX o en versiones alternativas y retrofuturistas de ese siglo, con tecnología anacrónica a éste.

Temas

Comentarios

Lea También