Más de Tarragona

Hallado un cadáver carbonizado en TGN en medio del campo, donde vivía

La víctima podría ser un indigente que vivía en la zona. El fuego afectó también a una tienda de campaña y a los enseres que había

Àngel Juanpere

Whatsapp

Los Mossos d’Esquadra tienen abierta una investigación a raíz del hallazgo, a primeras horas de la jornada de este sábado, de un cuerpo carbonizado en la zona de la Muntanya de l’Oliva, entre Tarragona-2 y la Muntanyeta. No será hasta este domingo, cuando los médicos le practiquen la autopsia en el Institut de Medicina Legal i Ciències Forenses a Tarragona, cuando se podrán conocer las causas de la muerte. Por el momento, al parecer, no se han encontrado evidencias que indiquen que se trata de una muerte violenta.

Fue sobre las cuatro y media de la mañana cuando una persona llamó al teléfono de emergencias 112 para comunicar que cuando estaba por un camino cercano al Col·legi Pax se encontró con una zona que estaba quemada en medio del bosque. Y en el centro había lo que parecía un cuerpo calcinado.

Dos patrullas de los Mossos d’Esquadra acudieron inicialmente al lugar y acordonaron la zona. En esta ocasión no tuvieron grandes problemas porque se trata de un punto muy poco transitado. Lo suelen usar las personas que van a alguna masía o casa de campo que hay en este enclave. Porque se trata de un paso muy estrecho, con vegetación alta a ambos lados.

Cuando llegaron los agentes, se encontraron con una área quemada de varios metros cuadrados. Incluso había algunos restos que echaban todavía humo, por lo que el incendio se había producido durante aquella misma madrugada. Los policías constaron la presencia de una persona muerta. Ante ello, se desplazaron al lugar agentes de la Unitat d’Investigació del Àrea Bàsica Policial (ABP) del Tarragonès para hacerse cargo del caso. Las primeras hipótesis de la investigación apuntan a que la víctima es un indigente que suele pernoctar en la zona.

Al parecer, en este enclave vivían dos sin techo. Uno de ellos podría haber provocado el incendio con un encendedor. Uno de ellos ha podido salir con vida.

El fuego había consumido los enseres que tenía el hombre, desde una tienda de campaña a varias sillas o el tendedero de ropa. Solo quedaban los hierros de las piezas. Sí que se podía ver alguna sartén y botellas de plástico –de agua y de algún producto químico– que no habían sido consumidas por las llamas.

Temas

Comentarios

Lea También