Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hasta 5 horas para dejar a un paciente en Urgencias

Más de la mitad de los traslados superan los 15 minutos de espera en las ambulancias

Carla Pomerol

Whatsapp
Ambulancias esperando fuera del Sant Joan de Reus, el pasado 27 de septiembre.

Ambulancias esperando fuera del Sant Joan de Reus, el pasado 27 de septiembre.

El colapso de las urgencias ha provocado también otras incidencias en el ámbito sanitario, como por ejemplo, la larga espera que estos días sufren los técnicos de ambulancia para transferir el paciente a las Urgencias. Y es que no hay boxes vacíos, y por lo tanto, el paciente debe quedarse en la camilla de la ambulancia hasta que haya un box libre. Esta espera puede alargarse cinco horas, en el peor de los casos. Así lo asegura, David Luri, presidente del comité de empresa de las ambulancias, quien asegura que «el problema más grave nos los hemos encontrado en el Hospital Sant Joan de Reus, que es donde se ha tardado más en transferir el enfermo». 

Según ha podido saber el Diari, ayer por la tarde, 21 de las 25 ambulancias que llegaron en el Sant Joan de Reus, tardaron más de media hora en poder dejar a los pacientes. Por otro lado, en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, de 19 ambulancias que llegaron durante el día de ayer, cuatro tardaron más de media hora en poder finalizar el servicio. Esta es la tónica de los últimos días y es una consecuencia de la saturación que están sufriendo las urgencias desde que empezaron las vacaciones de navidad.

Cuando los técnicos de las  ambulancias trasladan al enfermo deben esperarse a la entrada de Urgencias, porqué el paciente está en el interior del edificio, pero con la camilla de la ambulancia. «La mayoría de los días festivos ha sido un caos. Hasta cuatro, cinco o seis horas de espera», explica Luri, quien añade que «hasta que un enfermo no es aceptado en urgencias, sigue siendo nuestra responsabilidad». 

La consecuencia de esta problemática es grave, ya que, según el comité de empresa, «nos quedamos sin ambulancias disponibles. Si pasara alguna cosa grande, no sé como lo haríamos». Cada zona cuenta con sus ambulancias, pero cuando ocurre un colapso como el que se está viviendo en la actualidad, los vehículos sanitarios van a otros destinos diferentes al habitual, «lo que provoca un caos total para nosotros, ya que la espera es más larga para los pacientes», explica David Luri, presidente del comité de empresa.

"Nos quedamos sin ambulancias disponibles"

«En Tarragona contamos con cuatro ambulancias de Suport Vital Bàsic y otra de Suport Vital Avançat. Si las cinco están colapsadas, esperando para descargar el paciente en la puerta de algún hospital, Tarragona se queda sin ambulancias. Entonces, enviamos una de otro pueblo, pero está claro que tardará más. Dejamos descubierta una zona», explica David Luri. 

Mala coordinación

Por otro lado, los técnicos de ambulancias también han denunciado la mala coordinación que se ha llevado a cabo durante estos días por parte del SEM. Aseguran que faltan recursos y que, a veces, se debería escoger mejor qué tipo de ambulancia enviar en cada servicio, dependiendo de la gravedad del paciente. Aún así, se muestran comprensivos, ya que aseguran que hacía años que no se vivía una situación tan extrema como estos últimos días.

«Impotencia»

«Lo vivimos con impotencia, porqué no podemos hacer nada», explica Luri, quien añade que «mientras nosotros estamos en el hospital esperando que nuestro paciente sea aceptado, vemos como siguen entrando urgencias sin parar». El comité de empresa asegura que la situación es caótica y que «como pase alguna cosa grave, no contaremos con ambulancias suficientes».

Temas

Comentarios

Lea También