Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Hemos bajado el nivel del debate político en TGN. Los que no tienen argumentos se dedican a menospreciar’

Entrevista a Begoña Floria, portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Tarragona

Xavier Fernández

Whatsapp
Begoña Floria. Foto: acn

Begoña Floria. Foto: acn

La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria, será la encargada de defender la moción contra el referéndum.

– Les están criticando muy duramente.
– Tenemos que hacer pedagogía del respeto a todas las opciones políticas. Yo respeto totalmente a los que quieren la independencia, pero no es nuestro camino ni creo que sea el mejor. Debemos hacer un debate sereno.

– Es difícil con todo lo que está sucediendo.
– Deberíamos poder debatir sin agresividad y sin generar tensiones innecesarias. Eso sí que me preocupa. Estamos en un camino sin salida y como socialista lo tengo que decir.

– Les han calificado de reaccionarios, de estar sometidos al PP, de ser ‘españolistas’... 
– Los que no tienen argumentos se dedican a menospreciar al adversario. No entiendo este tipo de reacciones. Hemos bajado mucho el nivel del debate político en Tarragona. Estoy muy preocupada.

– ¿Por...?
– Por que la CUP no quiera dar subvenciones a los medios de comunicación que no son adeptos al Régimen, porque se ponga a los funcionarios en un callejón sin salida... Yo llevo la Guàrdia Urbana. ¿Qué papel querrá el Govern que desempeñe? Para eso es la moción: para aclarar las cosas.

– El PSC defiende una vía intermedia, con una reforma constitucional. No parece que sea posible. El PP insiste en que no se puede ser equidistante.
– Me rebelo ante esa postura. Yo no soy frentista. Por eso creo que nuestra postura, de defender la reforma constitucional y de que el Govern actúe dentro de la ley, es la que tiene más sentido común.

– Más de uno les considerará ‘traidores a Catalunya’.
– Ese lenguaje no construye el país en que vivimos. Debemos respetar. Yo no doy lecciones ni de catalanidad ni de democracia a nadie y no permito que nadie me las de a mí. Lo que más me duele es la agresividad que generan ambos extremos.

Temas

Comentarios

Lea También