Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ICV cree que Ballesteros ‘quiere tapar el fracaso de los Juegos con el Mercat’

Whatsapp
Los paradistas montarán durante los próximos dos meses sus puntos de venta en el reformado mercado tarraconense. FOTO: PERE FERRÉ

Los paradistas montarán durante los próximos dos meses sus puntos de venta en el reformado mercado tarraconense. FOTO: PERE FERRÉ

Los partidos de la oposición valoran con luces y sombras el anuncio realizado el pasado lunes por parte del equipo de gobierno de que el Mercat Central volverá a abrir al público el próximo 16 de marzo.

El portavoz del grupo municipal de Ciutadans, Rubén Viñuales, afirma estar «contento por la inaguración, sobre todo por los paradistas y los comerciantes del entorno de la Plaça Corsini». El líder de la formación naranja quiere ir ahora más allá, y reivindica que «ahora lo que es necesario es que el Estado recorte el plazo de 16 meses para llevar a cabo la urbanización de la Plaça Corsini», que según el calendario anunciado por parte del Gobierno Central no estará lista hasta finales de 2018.

Ciutadans considera que, una vez esté lista la céntrica plaza, será el momento de ejecutar el proyecto Illa Corsini –aprobado por el pleno a instancias de CDC– «para contar con calles peatonales y un tráfico dulcificado», remarca Viñuales.

Albert Abelló (CDC) confía en que se cumpla la fecha del 16 de marzo «con todos los requisitos necesarios garantizados y que esté asegurada la capacidad de todos los comerciantes del interior de hacer sus instalaciones, de poner el Mercat a punto...».

«Nosotros siempre hemos dicho que lo impotante es que abra lo antes posible, pero también con éxito. Que el día que abra, todo esté a punto, todo funcione... que no se haga el ridículo». Según Abelló, «es vergonzoso que una obra como esta haya durado diez años. Hay que pensar que en 1915 se tardó dos años en construir el Mercat nuevo. Ahora para restaurarlo se han tardado 10. Realmente es que algo no se ha hecho bien».

Laia Estrada (CUP) cree que «la inaguración del Mercat Central, más que un motivo de celebración, debería ser un motivo para pedir disculpas por todos los agravios generados a paradistas y vecinos por la década de obras y los 47 millones de euros que ha costado este proyecto faraónico».

Finalmente, Arga Sentís (ICV) considera que «lo que quiere ahora Ballesteros es vender como un éxito una obra que ha tardado una década y que nos ha endeudado de forma importante». Según la edil ecosocialista, «el gobierno quiere tapar el fracaso de los Juegos con el Mercat» y lamenta que «todo el retraso lo que ha provocado es que muchos comerciantes hayan tenido que irse, ya que no pueden hacer frente al elevado coste que les supondría el traslado».

Finalmente, para ERC es una «buena noticia» que se haya puesto fecha a la reapertura, en palabras del edil Xavi Puig. El concejal añade que servirá «para recuperar la centralidad de la Plaça Corsini».–

F.M. /O.S.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También