Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ICV volverá a votar en contra de las cuentas municipales de TGN

Arga Sentís argumenta que las previsiones 'suponen aumentar la deuda sin priorizar las políticas sociales'
Whatsapp
Arga Sentís, hablando durante un pleno ante la atenta mirada del alcalde Josep Fèlix Ballesteros. Foto: Pere Ferré

Arga Sentís, hablando durante un pleno ante la atenta mirada del alcalde Josep Fèlix Ballesteros. Foto: Pere Ferré

Iniciativa per Catalunya (ICV) volverá a dar la espalda a los presupuestos del alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC). Como ya hiciera el año pasado y en 2011, Arga Sentís votará mañana en contra de las cuentas preparadas por parte del ejecutivo socialista, ya que considera que «incrementan el endeudamiento municipal sin apostar por las políticas sociales».

Sentís reconoce que las previsiones del ejecutivo del PSC «recogen una parte sustancial de nuestras propuestas, como los incrementos en servicios sociales, en igualdad, en vivienda o en ocupación», pero lamenta, asimismo, que «la parte más importante de las inversiones se destina al Mercat y a los Juegos del Mediterráneo», una circunstancia que, a su juicio, supone «apostar por megaproyectos perfectamente prescindibles en el peor momento para las personas y las familias».

Arga Sentís critica que «la aritmética municipal obliga al PSC a asegurarse el apoyo de CiU o del PP, pero esto obliga a que el Ayuntamiento incremente su deuda pagando cosas que las administraciones donde gobiernan los convergentes o populares no lo hacen».

‘Un Consistorio rescatado’

El portavoz del PP, Alejandro Fernández, no quiso revelar el sentido de su voto, si bien recordó que las cuentas municipales «fueron rescatadas por el Gobierno Central». En este sentido, el líder conservador detalló que la intervención del ejecutivo estatal «permitió hacer viable el Consistorio y que los proveedores pudieran cobrar, ya que el primer mandato de Ballesteros convirtió a Tarragona en una de las ciudades más endeudadas del Estado.

Por su parte, Convergència i Unió ya anunció la pasada semana que su intención en la votación de mañana es la de abstenerse.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También