Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Identifican al sospechoso de grafitis en el Pont del Diable

El joven, de 17 años, dejó su nombre inscrito. El fiscal ha presentado una denuncia contra él por un delito de daños al patrimonio histórico

Àngel Juanpere

Whatsapp
Las pintadas aparcieron en la parte restaurada del Pont del Diable. Foto: Fabián Acidres / DT

Las pintadas aparcieron en la parte restaurada del Pont del Diable. Foto: Fabián Acidres / DT

La Fiscalía de Medio Ambiente y patrimonio ha presentado una denuncia en el Juzgado contra un joven acusado de haber realizado pintadas en el acueducto romano del Pont del Diable en los últimos días del año pasado. La intervención del Ministerio Público viene después de que un agente de la Guàrdia Urbana, tras un laborioso estudio grafológico, identificara al sospechoso de los hechos.

A raíz de la publicación en el Diari el pasado 3 de enero de un artículo denunciando un nuevo episodio de pintadas en dicho monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad, el fiscal abrió diligencias de investigación para determinar la autoría de los hechos.

Por su parte, un cabo de la Guàrdia Urbana de Tarragona–que es historiador– comenzó también a indagar sobre lo sucedido. Se tomó declaración al jefe técnico de mantenimiento de Patrimoni. Este aseguró que el último fin de semana de 2018 se detectaron unas pintadas en las losas de la parte superior del canal de agua Specos y a los dos lados. Se trata de pintadas realizadas con espray, con cifras y letras de color rojo y negro, apareciendo la fecha de “29 de diciembre de 2018”, que podría indicar el día en que se hicieron. Y el valor de los daños fue cuantificado en unos 500 euros.

Análisis más profundo

El agente encargado de la investigación determinó que en el monumento se pueden observar dos tipologías de pintadas diferenciadas, ya sea por el tipo de letra y/o color con las que se hacen o bien por su contenido. En concreto, las pintadas de carácter político o incluso con un contenido de odio están ubicadas en el lado más cercano al barrio de Sant Ramon. Y han sido realizadas a raíz del movimiento del proceso independentista. Estas pintadas afectan a cinco sillares.

El otro bloque, las pintadas que por motivos amorosos, de cultura o nominales, se hacen en los espacios para dejar constancia de un hecho. De este tipo, las que llaman más la atención son las que constan iniciales o como una en que el autor firma con su nombre completo. Este último hecho ha provocado que no haya sido difícil identificar al causante de los daños. Tras consultar la base del padrón municipal, se ha visto que corresponde a un joven de nacionalidad española de 17 años que vive en el barrio de Sant Salvador. Del resto de pintadas con iniciales, sobrenombres o nombres no se ha podido determinar la autoría, aunque se continúa investigando.

El fiscal, en su denuncia ante el Juzgado, señala que el denunciado deslució con pintura negra el acueducto romano de Les Ferreres, bien de interés cultural de carácter nacional en zona restaurada de la parte superior. Añadía que la escritura afecta a la dignidad cultural del monumento. Por ello, considera que los hechos son constitutivos de un delito de daños al patrimonio histórico. El representante del Ministerio Público pide que el juez cite a declarar como testigos el propio cabo de la Guàrdia Urbana de Tarragona y al técnico correspondiente de la Regidoria de Cultura (área de Patrimoni) del Ayuntamiento.

Temas

Comentarios

Lea También