Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Imputada una conductora por chocar deliberadamente contra una moto

La declaración de dos testigos, que acudieron a la Guàrdia Urbana, resultó clave para desvelar lo ocurrido

Àngel Juanpere

Whatsapp
El accidente se produjo en la rotonda de la Via Augusta con la calle Ramon Salas i Ricomà Foto: lluís milián

El accidente se produjo en la rotonda de la Via Augusta con la calle Ramon Salas i Ricomà Foto: lluís milián

Lo que en un principio parecía un simple accidente de tráfico –y así se había iniciado la investigación– acabó convirtiéndose en un choque intencionado de un turismo contra un ciclomotor. La conductora de este último vehículo resultó herida grave e incluso tuvo que pasar por el quirófano. Por su parte, la causante del accidente ha sido imputada por la Unitat d’Atestats de la Guàrdia Urbana por un delito de conducción temeraria con resultado de lesiones y daños.
Los hechos se remontan a hace unos días en la rotonda situada en la confluencia de la Via Augusta con la calle Ramon Salas i Ricomà, en dirección a las urbanizaciones de Llevant. Allí, sobre las diez y media de la mañana, chocaron un turismo todo terreno Nissan Qashqai y un ciclomotor. La conductora de éste, una mujer de 49 años y vecina de Tarragona, resultó herida grave. Una ambulancia del SEM la evacuó al Hospital de Santa Tecla con diversas fracturas, una de ellas de clavícula, por lo que tuvo que pasar por quirófano.

La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en el Hospital de Santa Tecla

Una patrulla

La patrulla de la Guàrdia Urbana desplazada al lugar de los hechos le dio el tratamiento de accidente de tráfico. La conductora del turismo, una mujer de 43 años vecina de Segur de Calafell, acudió a la comisaría a prestar declaración. Explicó que el choque había sido fortuito, una versión coherente a la que los agentes le dieron inicialmente verosimilitud.

Sin embargo,  la cosa cambió cuando a media mañana se presentaron en las dependencias policiales dos personas. Aseguraron haber visto el choque y añadieron que éste no había sido un accidente. Gracias a su testimonio –y también a la declaración prestada por la motorista al día siguiente de los hechos, en el propio hospital–, los agentes pudieron constatar que previamente ambas conductoras habían tenido una discusión por un tema de tráfico en el semáforo que está en el cruce de la Via Augusta con el Passeig Marítim Rafael Casanova. 

La sospechosa está acusada de conducción temeraria, lesiones y daños

A partir de este encontronazo inicial, el turismo habría seguido al ciclomotor a muy poca distancia, presionándolo. Finalmente, al llegar a la rotonda el coche lo adelantó y con su parte trasera habría chocado con el ciclomotor.

A raíz de estas declaraciones, los agentes presentaron cargos contra la conductora del turismo –que carece de antecedentes– ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, que estaba de guardia.

Temas

  • sucesos

Comentarios

Lea También