Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inauguran un centro de 'nuevas oportunidades' para jóvenes

El de Tarragona es uno de los ocho centros piloto que se han implantado en Catalunya y espera atender a 270 jóvenes

Norián Muñoz

Whatsapp
Dos jóvenes hablan con una de las técnicas del programa, ya se han inscrito ochenta. Foto: lluís milián

Dos jóvenes hablan con una de las técnicas del programa, ya se han inscrito ochenta. Foto: lluís milián

El nombre (figura en un cartel de papel a la entrada del local a la espera de los rótulos definitivos) no podía ser más descriptivo: ‘Centro de nuevas oportunidades’. Se trata de una prueba piloto que acaba de arrancar tanto en Tarragona como en otras siete localidades catalanas.

Por el local, ubicado en la Avenida Francesc Macià de Tarragona, ya han comenzado a aparecer los primeros jóvenes interesados en el proyecto, que han bautizado como ‘Start, formació i feina per tu’. La idea principal es acompañar a chicos de entre 16 y 24 años del Camp de Tarragona que no estudian ni trabajan para conseguir que vuelvan a formarse y que puedan encontrar un empleo de calidad.

Azahara González, directora del centro, explica que la intención es atender a los jóvenes de manera integral, por eso se les ayuda a que construyan un proyecto vital donde figuran, claro está, la parte laboral y de formación, pero también aspectos como el ocio, la salud, las relaciones con la familia, los amigos...

Del ‘yo quiero’ al ‘yo puedo’

El centro está financiado por el Servei d’Ocupació de Catalunya y el Fondo Social Europeo y es gestionado por dos entidades sin ánimo de lucro con amplia experiencia en temas sociales: Intermèdia y Formació i Treball. La unión temporal de ambas instituciones fue la ganadora del concurso público que se realizó para tal fin.

Todo el programa es gratuito para los participantes y durante la primera fase se trabaja en el ‘empoderamiento’ de los chicos. «Trabajamos en tres asuntos claves: el yo puedo, el yo quiero y el yo me lo merezco», cuenta.

En la segunda fase se buscan sus centros de interés, «es un modelo muy vivencial», apunta. Según el caso, pueden desde visitar una empresa que les explica cuáles son sus necesidades de personal, hasta acudir a una colla castellera o a un centro equino. En este punto cuentan con un buen número de colaboradores voluntarios que esperan ir ampliando. Allí se incluyen, por ejemplo, jóvenes que han estado en la misma situación y que están dispuestos a explicar cómo han conseguido salir adelante.

Los participantes se plantean objetivos a corto, mediano y largo plazo y reciben formación específica en temas como las nuevas tecnologías y la búsqueda activa de empleo.

En muchos casos, apunta la directora, hay también que trabajar en hábitos de base, como la organización de su tiempo. «Suelen ser chicos que quieren hacer algo pero les faltan la red y los recursos... Además muchos vienen con estigmas, creen que no sirven para nada. Nosotros les ayudamos a poner en valor sus puntos fuertes».

Una vez que se consigue que regresen a los estudios o que encuentren un trabajo se les acompaña durante cuatro meses más. «Les hacemos un seguimiento muy personal. Es importante que no se sientan desamparados», señala.

Para la inserción laboral cuentan con una serie de empresas colaboradoras gracias a la larga experiencia de las dos entidades sociales que están detrás del proyecto. Ahora lo están dando a conocer en otras más.

En contacto con el territorio

Por otra parte, también están informando a diferentes técnicos del territorio, incluidos los centros educativos, para que puedan detectar posibles beneficiarios del programa.

Están trabajando además con diferentes municipios, pues aunque la sede principal esté en Tarragona, la idea es atender a jóvenes de todo el Camp de Tarragona, con lo cual se están abriendo grupos locales. Los técnicos, siete actualmente que se ampliarán hasta nueve, se desplazarán a donde haga falta. «Hay que recordar que es un proyecto para todo el Camp de Tarragona», insiste.

El proceso de incorporación al programa ya ha comenzado y se extenderá hasta el 31 de julio. Se espera, en este primer momento, atender a unos 270 jóvenes, pero la cifra es ampliable. El único requisito es tener la edad correspondiente y estar inscrito en el Programa de Garantía Juvenil. En el caso de que no lo estén en el centro también les asisten para la inscripción. Deben pasar, además, por una entrevista personal para conocer su motivación. Ya van 80 inscritos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También