Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Indignación ante la patronal de las empresas químicas por la explosión

La reducción de las plantillas, la apuesta por los contratos temporales y la falta de recursos son algunas de las problemáticas que denunciaron los líderes sindicales a raíz de la explosión en el sector químico de Tarragona

N. RIU

Whatsapp
La concentración tuvo lugar ante la sede de la AEQT, en Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

La concentración tuvo lugar ante la sede de la AEQT, en Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Los sindicatos minoritarios, CGT y CoBas, apuntan directamente a la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) de las «condiciones» laborales de los trabajadores de este sector y, a falta de conocerse las causas de la explosión, el accidente de IQOXE ha puesto encima de la mesa la calidad del empleo que mueve la Química y su incidencia en la seguridad de las plantas. Para denunciar esta situación, convocaron ayer por la tarde una manifestación delante de la sede de esta organización, en la avenida Marquès de Montoliu, que conseguía reunir alrededor de unas 200 personas.

La reducción de las plantillas, la apuesta por los contratos temporales y la falta de recursos son algunas de las problemáticas que denunciaron los líderes sindicales. Unos déficits que llevan a que «los trabajados no puedan realizarse en condiciones seguras y que acercan la posibilidad de accidente», decía José Antonio Sánchez, secretario general de la Federació Intercomarcal de la CGT en Tarragona.

Los convocantes consideran que no es una situación que afecte a una planta de producción en concreto «sino a todo el sector». Para ello, hacían un llamamiento a los asistentes para «volver a la lucha sindical» de los trabajadores. «Queremos denunciar que lo que está sucediendo es consecuencia de la dejación del sindicalismo activo», apuntaba el secretario de Acción Sindical de CoBas, José Estrada.

En la manifestación pudieron verse una decena de personas que habían acudido con mascarillas, para denunciar la preocupación por el estado de la calidad del aire de los municipios cercanos a la industria química. «Esto no puede seguir así, no podemos seguir haciendo como si nada», decía Marta Ortega.

Temas

Comentarios

Lea También