Más de Tarragona

Inés Solé: «Debe aumentar la partida económica de las fiestas»

Entrevista. La concejala asegura que «si el Procicat nos permite hacer ‘pilares’ simbólicos, los haremos». Solé opina que Tarragona debe recuperar «la autoestima cultural»

CARLA POMEROL

Whatsapp
Solé decidió hacerse la foto en el Camp de Mart, «porque ha sido uno de los espacios redescubiertos en pandemia», decía. FOTO: PERE FERRÉ

Solé decidió hacerse la foto en el Camp de Mart, «porque ha sido uno de los espacios redescubiertos en pandemia», decía. FOTO: PERE FERRÉ

El mes de junio fue clave para la ciudad de Tarragona. La CUP y Junts per Tarragona entraba a formar parte del gobierno municipal, liderado por ERC. Con esta operación, el alcalde Pau Ricomà se liberaba del área de Cultura i Festes, traspasando la cartera a la cupaire Inés Solé, quien también se encarga de Serveis Socials. Conozcámosla un poco mejor en su primera entrevista como concejala.

Solé nació en Tarragona en 1982. Es licenciada en Derecho, con un máster en Dret Internacional, Cooperació i Transformació Social. Hasta el momento se ha dedicado al ámbito de la cooperación, desarrollando proyectos desde la URV. A Solé es habitual verla por las plazas castelleras vestida con la camisa de los Xiquets de Tarragona. Fue presidenta de la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya (CCCC). Hablamos con ella de equipamientos culturales, de las fiestas mayores de la ciudad y de su aportación al frente de la concejalía.

Las obras del Teatre Tarragona se han acelerado. ¿Cuándo estará operativo?

En unos diez días los trabajos habrán terminado. El FITT, el festival de teatro, y el stand de las Festes de Santa Tecla, será lo primero que acogerá el equipamiento. Después ya vendrá la programación teatral de otoño.

¿Quiénes son los responsables de la situación del teatro?

Hay muchos. Lo único que tengo claro es que todos los que tengan responsabilidades, deberán responder por ellas. La empresa, los técnicos y, si es conveniente, los políticos.

Cambiamos de equipamiento cultural. ¿Le parece que la Casa de la Festa es visitable?

Si no lo fuera, estaría cerrada. No obstante, estoy pendiente de hacerle una visita y poner en marcha la tramitación para acicalarla. Hay un proyecto muy interesante encima de la mesa.

¿Cambiará de ubicación?

De momento no.

¿Sigue en pie que el Seguici salga por Santa Tecla, aunque sea de manera estática?

Podría decir que sí y estaría mintiendo. Lo que podremos o no hacer nos lo marcará la evolución de la pandemia. Esta es la idea que está encima de la mesa, lo que no significa que, en el último segunda, haya cambios. Los técnicos están haciendo una gran labor para que los tarraconenses no noten apenas estos cambios.

Así que serán unas fiestas más parecidas a las del año pasado que a las del 2019...

Pensábamos que no, pero la respuesta es sí. Habrá alguna novedad, como la activación del protocolo en contra de las agresiones sexistas. Más Punts Lila y Arc Iris. Además, formaremos al personal de seguridad en este ámbito. Tarragona será más que nunca libre de agresiones.

¿La CUP pondrá fin a los privilegios de la clase política?

Sí, quien quiera asistir en un acto cultural o público que dependa de mi área deberá comprarse su entrada como cualquier ciudadano.

En el año 2019, Mataró se gastó 800.000 euros en las Festes de les Santes. En Tarragona, llevamos años con una partida de 400.000. ¿Cuándo se recuperará esta inyección económica?

Creemos que debe haber un incremento progresivo del gasto público para las fiestas, siempre con una motivación y una hoja de ruta. Por eso la CUP y el departamento queremos impulsar un Plan Cultural que marque el horizonte y justifique el aumento.

¿Habrá castells para Sant Magí?

Tarragona es capital castellera y esto tiene un valor. Por lo tanto, no haremos un nyap. Estamos hablando con las cuatro collas de la ciudad. Lo único que puedo decir es que si el Procicat nos permite hacer pilars simbólicos, los haremos.

El año pasado, el Ayuntamiento dio a las collas castelleras un 40% de las subvención dada en 2019, lo que significa 85.000 euros a repartir entre las cuatro. En cambio, el resto de entidades del Seguici, solo han podido optar a una subvención de mil euros. ¿Por qué?

Lo que se decidió el año pasado no es cosa mía. Entiendo perfectamente que haya esta desazón. Por esto, el año que viene deberemos sentarnos con las entidades y marcar el perfil. De todas maneras, es importante poner en valor las collas castelleras por su idiosincracia distinta al resto de asociaciones. Con esto no quiero justificar el agravio comparativo, porque no es justo que algunas entidades tengan este sentimiento de menosprecio.

¿Tarragona ha perdido capitalidad cultural frente a otros municipios en los últimos años?

No diría que ha perdido capitalidad, pero sí que debe ganar autoestima cultural. Para ello, es necesario empezar a valorar el talento local, potenciar el kilómetro cero y crear alianzas con las entidades.

Temas

Comentarios

Lea También