Más de Tarragona

Inician los obras para reabrir la arena del Amfiteatre en verano

La intervención que se está llevando a cabo se prolongará por espacio de un mes y se centrará en reparar las filtraciones de agua

NÚRIA RIU

Whatsapp
Imagen de ayer de los operarios trabajando en el interior del Amfiteatre. FOTO: Pere Ferré

Imagen de ayer de los operarios trabajando en el interior del Amfiteatre. FOTO: Pere Ferré

La acumulación de agua de la lluvia por la falta de un sistema de drenaje en condiciones ha sido una de las causas que ha provocado la degradación de las piedras del Amfiteatre de Tarragona. La falta de mantenimiento había dejado inservible la solución que ya habían diseñado los arquitectos romanos, que incorporaron un canal de evacuación en el perímetro del arena que echaba el agua al exterior del edificio, en dirección al mar. Una estructura que, con el paso de los años quedó inservible, y que ahora se está reparando, en lo que representa un nuevo paso para la recuperación de este monumento.

Las obras se iniciaron el pasado miércoles día 14 y tendrán una duración aproximada de un mes. Un periodo en el que se revisará todo el sistema de drenaje para evitar que cada vez que llueva el agua siga perjudicando a este recinto, que forma parte del conjunto monumental Patrimonio de la Humanidad. «El agua ha hecho mucho daño a las piedras, porque se filtra por los sitios que no debería porque están taponadas todas las canalizaciones y entonces esto genera problemas en las estructuras, lo que va castigando al monumento», indica el concejal de Patrimoni, Hermán Pinedo. Este sistema de drenaje ha estado durante muchos años lleno de runa y de piedras, quedando inutilizados, por lo que ahora va a revisarse y se harán las actuaciones necesarias para dejar de nuevo la estructura en su estado original.

Esta fase del proyecto también incluye la adecuación de la Puerta Triumphalis, que da acceso al arena. En este caso, se prevé la colocación de un nuevo pavimento más permeable y de mayor durabilidad, consiguiendo así mejorar la accesibilidad y seguridad de cara a los visitantes.

Riesgo de desprendimiento

Las obras, a cargo de la empresa Rosselló AMG Integral SL, tienen un coste de 12.890,25 euros. Una actuación que, por otro lado, prácticamente se llevará a cabo de forma paralela a la siguiente fase que está proyectada, que es la que abordará los problemas en las gradas excavadas en la roca.

El catastrófico informe del arquitecto J.M. Servent –que hacía un detallado análisis del estado del monumento y que puso de manifiesto los problemas estructurales que condujeron al cierre del espacio– afirmaba que esta parte de las gradas presenta un riesgo de desprendimiento. Así es que la actuación que va a llevarse a cabo en las próximas semanas consistirá en la colocación de unas varillas, que permitan anclar las piedras con la roca madre. Pinedo asegura que «hace una semana» firmó el contrato para la licitación, de forma que ahora dependerá del servicio de contratación del Ayuntamiento para dar comienzo a los trabajos. «Mi parte ya la he hecho y espero que en cuestión de semanas pueda empezar», asegura Pinedo.

Sin público

Una actuación que cuando esté acabada debe permitir que los turistas y visitantes puedan acceder de nuevo al arena, que permanece cerrada desde el 27 de septiembre de 2019. «Si no surgen nuevos problemas en verano se abrirá el arena», indica Pinedo. Esto permitirá que puedan programarse actividades en esta zona. No obstante, por el momento no se sabe aún cuándo podrá regresar el público a las gradas reconstruidas en los años setenta. En este caso, la solución es más compleja y, según explica el responsable de Patrimoni, se están haciendo unos estudios de monitoraje para conocer la envergadura de los problemas estructurales que padece esta zona del monumento.

El estado de conservación no es bueno y lo que quiere conocerse ahora es el nivel de afectación de la vía del tren y el impacto de infraestructuras próximas como el Passeig de les Palmeres y el Vial de Bryant. A partir de los datos obtenidos, los técnicos deberán estudiar las posibles soluciones, para que puedan recuperarse las actividades con público, como el Amfiteatrvm o Tarraco Viva.

Finalmente, el Ayuntamiento tiene previsto mejorar los paneles informativos en este monumento, para hacerlo más comprensible de cara al público.

Temas

Comentarios

Lea También