Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inspecció de Treball investiga graves deficiencias del parque de bomberos de Tarragona

La torre inservible, los fogones pierden gas y una puerta del garaje que no funciona desde hace semanas, algunos de los problemas

Àngel Juanpere

Whatsapp
La torre que fue construida en el año 1990 está fuera de servicio porque hace unos meses cayeron cascotes desde el tejado. Pero tampoco sirve para realizar ejercicios por su diseño  Foto: DT

La torre que fue construida en el año 1990 está fuera de servicio porque hace unos meses cayeron cascotes desde el tejado. Pero tampoco sirve para realizar ejercicios por su diseño Foto: DT

La torre de prácticas, fuera de servicio porque han caído cascotes; el patio, agrietado y con baches; los quemadores de la cocina tienen roto el regulador y se producen fugas de gas; los hornos están rotos y una puerta metálica de la cochera no funciona... Son algunas de las deficiencias con las que tienen que convivir los bomberos del parque de Tarragona. Una situación que ha provocado que no se admitan visitas de los escolares al no poder garantizar su seguridad durante su estancia en las instalaciones. La Generalitat reconoce la mayoría de las incidencias y asegura que está trabajando para subsanarlas, a la vez que ya hace dos años presentó a la Direcció General un anteproyecto de reforma del parque. La adjudicación para la redacción del proyecto ejecutivo se prevé para este año.

El parque de bomberos de Tarragona se construyó en el año 1990 para sustituir a la antigua sede, que compartía hangar con la Guàrdia Urbana en los bajos de un edificio de la calle Prat de la Riba. Con el paso de los años y el hecho de que está habitado las 24 horas al día, el edificio –situado en el polígono Francolí– se ha ido deteriorando poco a poco.

La torre, inutilizable

El sindicato Catac presentó hace unas semanas unas denuncias a Inspecció de Treball por una serie de carencias que tenía el parque. Algunas, de seguridad, y otras, de funcionamiento. El representante sindical asegura al Diari que el parque es «deficitario». «La torre de prácticas está cerrada porque está mal estructuralmente hablando. No se puede utilizar. Hace aproximadamente medio año cayeron cascotes del techo». Ante todo ello se tuvo que sellar la entrada.

Bienvenido Aguado, responsable de la Regió d’Emergències del Camp de Tarragona, asegura que la intención es mantener la torre. «Ya está hecha la propuesta para su reparación», aunque añade que de ninguna manera se podrán hacer prácticas «porque no sirve para ello. Éstas se tienen que efectuar en un sitio cerrado y oscuro. Y la torre tiene diferentes ventanas por las que entra luz». La formación se hace en el antiguo edificio del Consorci d’Aigües –muy cerca del 112– y en la torre del parque de Reus.

Muy cerca, el patio está lleno de baches y grietas debido a una falta de mantenimiento, «y no se pueden hacer prácticas porque está lleno de agujeros. Antes incluso hacíamos prácticas con una piscina del equipo NBQ (nuclear, bacteriológico y químico). Ahora hemos tenido que trasladar el ejercicio a la cochera». Bienvenido Aguado asegura que hace años se solicitó a la Direcció General arreglar el patio, «pero la propuesta no siguió adelante».

Una de las puertas de salida de los camiones de bomberos –que da al polígono Francolí– está rota desde hace tiempo y los camiones tienen que salir por el lado contrario, hacia la carretera C-31b después de cruzar el patio del parque. El responsable de la Regió d’Emergències recuerda que la Generalitat cada año saca a concurso el mantenimiento de los parques «y se supone que es apta para arreglar cualquier puerta metálica. Pero en este caso sus operarios han demostrado que no lo son, porque están acostumbrados a una estructura normal, mientras que la puerta del parque es de las grandes». Y añade que no puede romper el contrato ni encargarlo a otra empresa.

Una cuestión de seguridad se da en la cocina, que es utilizada diariamente para preparar la comida –en el parque conviven diariamente nueve bomberos, el doble en verano–. Dos quemadores no

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También