Instalan una red de control de drones en la petroquímica de Tarragona

 Los Mossos d'Esquadra invierte 400.000 euros en el 'proyecto Kuppel', con 20 cámaras que funcionarán a partir de septiembre 
 

EUROPA PRESS

Whatsapp
Imagen de dos de los drones propiedad de los Mossos d'Esquadra. Foto: ACN

Imagen de dos de los drones propiedad de los Mossos d'Esquadra. Foto: ACN

Los Mossos d'Esquadra instalarán este verano una red de detección y control de drones, primero en Barcelona y después en el Delta del Llobregat y en la petroquímica de Tarragona, para actuar ante "cualquier ilícito", entre los que también incluyen la posibilidad de parar un ataque terrorista. 

"Se puede poner la carga que quieras en un dron. Explosiva, biológica... El riesgo es existente", ha avisado el comisario jefe del cuerpo, Eduard Sallent, en rueda de prensa este lunes junto al director de Mossos, Pere Ferrer, y el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, quien ha señalado que en otros países ya ha habido ataques con drones. 

La policía ha registrado unos 900 incidentes con drones desde 2019, y ha tenido "indicios más que razonables" de casos en que se han usado para la venta de hachís, en otras zonas de España se han utilizado para entrar objetos en la cárcel, y Buch también se ha referido a incidentes con drones en aeropuertos, como los que en 2018 paralizaron durante horas Londres-Gatwick. 

Al preguntársele si usarán los drones en manifestaciones de forma similar al helicóptero policial, para reconocer caras desde el aire, Ferrer ha recalcado que "no tiene nada que ver, las cámaras no enfocan hacia abajo" y solo se activarán al geolocalizar un dron cerca. 

La red de control de drones, llamada 'proyecto Kuppel', tendrá 20 equipos de detección y las cámaras estarán fijadas en un mismo sitio, y se monitorizarán desde la sala central de mando: Sallent ha explicado que, al tratarse de un sistema de inteligencia artificial, "el propio sistema irá aprendiendo ante qué tipo de objeto está y qué amenaza comporta". 

Los equipos de detección llevarán cámaras de alta definición que permitirán identificar, desde la sala de mando, el modelo y el fabricante del dron. También se instalarán inhibidores de frecuencia, de los que habrá dos sistemas distintos: uno enfocado a tomar el control de un dron concreto, y otro mecanismo que genera una cúpula que impide que entren los drones. INSTALACIÓN EN JULIO Y AGOSTO 

El cuerpo ha invertido 400.000 euros en esta tecnología policial nueva para los Mossos, de la que Ferrer ha destacado que es ampliable, por lo que más adelante buscarán "colaboración de terceras partes para ampliar" la red. 

En julio empezará la instalación de las cámaras en Barcelona, con la intención de que empiecen a funcionar durante la primera quincena de agosto, cuando se instalarán en la zona de Tarragona y el Delta del Llobregat: el cuerpo prevé que toda la red esté instalada y en funcionamiento a principios de otoño.

Multas de hasta 300.000 euros

Los permisos de uso de drones varían según el tamaño y el peso del aparato, y las infracciones se sancionan con la Ley de seguridad ciudadana o con la normativa de Seguridad Aérea, que es "especialmente dura", ha matizado Sallent. 

La primera prevé multas a partir de 600 euros, mientras que las sanciones administrativas en materia de Seguridad Aérea pueden ir de 3.000 hasta 300.000 euros en caso de afectar a un aeropuerto. 

Temas

Comentarios

Lea También