Más de Tarragona

Instalarán ‘piedras de la memoria’ en TGN para recordar a 28 deportados a campos nazis

Los adoquines ‘stolpersteine’, con el nombre de los nombres de las víctimas, se colocarán el año que viene en las aceras, delante de las casas donde vivieron en la ciudad

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
El año que viene también se restaurará el Monumento a los muertos de Tarragona en Mauthausen que se instaló en 1984 en el Camp de Mart.  fotos pere ferréLas piedras son encargadas por Memorial Democràtic. FOTO: M.DEMOCR.

El año que viene también se restaurará el Monumento a los muertos de Tarragona en Mauthausen que se instaló en 1984 en el Camp de Mart. fotos pere ferréLas piedras son encargadas por Memorial Democràtic. FOTO: M.DEMOCR.

Se llaman ‘stolpersteine’, una palabra alemana que se traduce como ‘piedras que hacen tropezar’ y, efectivamente, la intención de estos pequeños adoquines de 10x10 centímetros es hacer que los viandantes se topen con la historia de las víctimas del horror nazi allí en los propios lugares donde transcurrió su vida.

Ya hay unas 50.000 ‘stolpersteine, también conocidas como ‘piedras de la memoria’ en 21 países europeos, incluidas decenas de municipios catalanes. En Tarragona la intención es poder colocar por primera vez en mayo del año que viene 28 de estos adoquines frente a los domicilios donde vivieron los deportados a los campos de concentración.

Cruce de bancos de datos

El concejal de Memoria Histórica, Manel Castaño, explica que poder ubicar a estos tarraconenses para recordar su historia fue posible gracias a que el año pasado el banco de la memoria democrática, que promueve y gestiona el Memorial Democràtic de la Generalitat de Catalunya, publicó una base de datos de deportados catalanes y españoles a los campos de concentración nazis entres 1941 y 1945. La investigación se basó en los archivos de los propios campos, así como en otros archivos especializados.

A partir de esta información el Arxiu Històric de la Ciutat de Tarragona cruzó los datos con los del padrón de la ciudad durante los años 1921-1925 y 1930-1936. Fruto de ese trabajo elaboraron una relación de los deportados tarraconenses que hoy se puede consultar en internet.

De momento han conseguido identificar a 42 tarraconenses. «Una cifra considerable si tenemos en cuenta que en aquellos años la población de Tarragona no era de mucho más de 30.000 habitantes. De hecho la provincia de Tarragona fue la sexta de todo el estado español con más deportados, 209 en total», explica el concejal

De estos 42 deportados de los que hay constancia, 21 fueron asesinados, uno aparece como desaparecido y 20 fueron liberados por los aliados a principios de mayo de 1945. No obstante, no en todos los casos se pudo documentar dónde vivían en la ciudad y esta es la razón por la que en principio se colocarán 28 adoquines en los domicilios que sí están identificados.

Historias con nombre

Todo este trabajo de investigación permitirá recordar por su nombre y no como un número más, por ejemplo, a Ramon Agramunt Tarragó, dependiente, vecino de la calle Unió, muerto en el campo de Mauthausen-Gusen a los 34 años; a Josep Pons Carcellé, maestro y vecino de la calle Salinas, asesinado a los 30 en el mismo campo o a Josep Pla Soriano, estudiante, de la calle Smith, liberado a los 26 años del campo de Mauthausen/Linz III.

Castaño recuerda que, en general, los deportados eran «combatientes republicanos o miembros de organizaciones declaradas ilegales por el régimen franquista que se exiliaron y siguieron la lucha antifascista, la mayoría en Francia. A los que fueron detenidos por los nazis en aquel país, en un primer momento se les consideró prisioneros de guerra, hasta que el gobierno francés dijo que no eran miembros del ejército francés, y el gobierno de Madrid se desentendió. La mayoría fueron deportados a Mauthausen, donde se les clasificó como apátridas, se identificaban con un triángulo azul en la ropa, con la letra S (Spanisch) en blanco en el centro. En otros campos los clasificaron como opositores al nazismo y llevaban un triángulo rojo».

Esfuerzo pedagógico

La idea de colocar las piedras de la memoria ya había sido anunciada por el gobierno anterior en 2019, pero es ahora cuando se concreta. Se trata de una de las iniciativas que la Comissió de Programes de Memòria del Ayuntamiento de Tarragona ha preparado para recordar a los tarraconenses deportados a los campos nazis que tendrá lugar en mayo del año próximo.

También está previsto restaurar y dignificar el Monumento a los muertos de Tarragona en Mauthausen y otros campos de exterminio ubicado en el Camp de Mart, e inaugurado en 1984 por Amical Mauthausen.

Igualmente está previsto realizar acciones con diferentes centros educativos de la ciudad junto con Amical Mauthausen y el Memorial Democràtic. la intención, además, es ofrecer información en la web sobre estos deportados tarraconenses.

«La intención es que la ciudadanía conozca que aquí también hubo gente que sufrió y murió en los campos de concentración; que nos recordemos de lo que pasó de manera permanente para que no vuelva a suceder», concluye Castaño.

Temas

Comentarios

Lea También