Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Intenta atracar un hotel de Salou armado con una pistola de juguete

Patrullas de Mossos d’Esquadra y Policía Local acorralan a Carlos B.A. en la madrugada de este lunes cuando intentaba huir por una puerta de emergencia. Tiene un largo historial de antecedentes

Jordi Cabré

Whatsapp
Intenta atracar un hotel de Salou armado con una pistola de juguete

Intenta atracar un hotel de Salou armado con una pistola de juguete

Carlos B.A. quizá pretendía celebrar su 36 aniversario –recién cumplidos el pasado viernes– con un nuevo delito en su hoja de antecedentes. Tiene más de una decena en su historial de robos en el historia que gestiona Mossos y otro puñado más en los ficheros de otros cuerpos de seguridad. Incluso hay fuentes que señalan que había salido de la cárcel recientemente tras cumplir la última condena.

Este vecino de Salou cruzó la puerta principal del Hotel Marinada (situado en la calle de Fra Juníper Serra, 3) alrededor de las 4.20 horas de este lunes, según han explicado al Diari fuentes conocedoras del caso.

Llevaba un pasamontañas en la cabeza y una pistola en la mano. Tras entrar en el hall se dirigió a recepción. Su objetivo era dinero en efectivo. Allí no había nadie. Tras otear la zona, observó que en la cafetería se oían voces y rápidamente se dirigió hacia allí, donde dos de los tres trabajadores del turno de noche se tomaban un descanso para comer. El tercero, había ido al baño.

Carlos B.A. blandió la pistola en sus narices y los obligó a acompañarle hasta el mostrador de la recepción. Quería dinero y les pidió con amenazas que vaciaran los cajones, donde había una cantidad irrisoria de dinero que se fue colocando en el bolsillo a medida de que los dos trabajadores dejaban la calderilla en el mostrador. Cuando no había nada más, el delincuente les obligó a entrar en el despacho del gerente en busca de más dinero.

Mientras el atracador tenía retenidos a dos trabajadores, el tercero del turno de noche salía del baño. Se encontró con el percal y sin ser visto llamó al 112 para avisar. La llamada alertó a los Mossos d’Esquadra y a la Policía Local de Salou, que rápidamente derivadon allí a todas las patrullas disponibles. 

Cerco policial

El tercer trabajador se mantuvo lejos y escondido del atracador salouense y pudo ir explicando lo que ocurría con su teléfono. Así supieron que sólo había una persona y que ésta tenía un arma. En ese momento difícilmente se podía saber si era real o de juguete.
Mientras el número de efectivos iba llegando a la calle Fra Juníper Serra, Carlos se desesperaba por momentos ante la ausencia de dinero que llevarse al bolsillo. Incluso agredió a uno de los trabajadores en la cabeza, aunque los golpes no fueron a más. No requirió más que una revisión médica por precaución.
La agresividad de Carlos con uno de los empleados permitió que el otro compañero saliera por patas de la oficina y cuando el atracador quiso seguirle se dio cuenta de que el hotel ya estaba tomado por los Mossos y la Policía Local.
Al ver que la puerta principal estaba cubierta por dos agentes de los Mossos, el delincuente subió al primer piso, donde el hotel Marinada tiene el salón comedor. Desde allí tiró la pistola para evitar un balazo y busco una salida alternativa a la principal para evitar la detención.

Al no conocerse el hotel, el delincuente se vio atrapado en este piso. Le falló la puerta de emergencia y los agentes rápidamente lo acorralaron. al desprenderse de la pistola, la detención era segura. Los agentes lo inmovilizaron y se lo llevaron a la comisaría de Salou y Vila-seca.

Aunque estamos al principio de la temporada vacacional, este hotel de tres estrellas no tiene una gran ocupación y ninguno de los huéspedes se enteró de la movida nocturna. Ayer por la mañana, la normalidad imperaba y sólo el chascarrillo entre compañeros rompía la rutina de un lunes cualquiera.

Comentarios

Lea También