Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Interceptado en Tarragona un conductor por quinta vez por ir ebrio

La Guàrdia Urbana ha parado durante el fin de semana a cuatro conductores por alcoholemia positiva.

Àngel Juanpere

Whatsapp
Las patrullas policiales en el lugar del accidente de Icomar, donde el conductor chocó contra una farola. Foto: Guàrdia Urbana

Las patrullas policiales en el lugar del accidente de Icomar, donde el conductor chocó contra una farola. Foto: Guàrdia Urbana

Un vecino de Tarragona de 33 años fue interceptado por quinta vez por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas. En esta ocasión la tasa triplicaba el límite permitido. 

La intervención policial se produjo a las cuatro y media de la madrugada del domingo. Una patrulla estaba parada en el cruce de la calle Rovira i Virgili con la Rambla Nova. Los agentes observaron que un turismo Peugeot 206 se saltaba un semáforo en rojo -en el cruce de la calle Ramón y Cajal con Rambla Nova- y pasaba a gran velocidad.

La patrulla pudo interceptar el turismo a la altura del número 100 de la Rambla Nova para denunciar al conductor. Los guardias notaron un fuerte olor a alcohol. Cuando le realizaron la prueba dio una tasa de 0,76.

El conductor ya había sido interceptado por alcoholemia positiva en 2004 en Torredembarra, en 2009 en La Pineda, en Tarragona el 2011 y en Sant Pere i Sant Pau el 2015. En 2014 también fue parado en Tarragona por conducir sin carnet -por pérdida de puntos-, lo mismo que en 2015 en Sant Pere i Sant Pau y en 2016 en Tarragona por conducir a pesar de tener el carnet retirado por vía judicial. 

Choque contra una farola

La Guàrdia Urbana ha abierto diligencias penales a un conductor que sufrió un accidente de tráfico y chocó contra una farola en el barrio de Icomar.

Los hechos ocurrieron a las cuatro y media de la madrugada de hoy lunes cuando el vehículo, un Renault Megane, chocó contra una farola en el vial que une los barrios de Icomar y Riu Clar.

Varias patrullas de la Guàrdia Urbana se trasladaron al lugar y comprobaron que el choque también había afectado a una jardinera de hormigón.

El conductor, de origen magrebí, dio una tasa de alcohol de 0,79, más del triple de lo permitido. Está citado para juicio rápido el próximo lunes día 26.

Borracho y conducción agresiva

Por otra parte, agentes del mismo cuerpo abrieron diligencias judiciales a otro conductor que dio positivo después de realizar una conducción agresiva por diferentes calles del centro de Tarragona.

A las cuatro menos cuarto de la madrugada del sábado, una patrulla observó un turismo Peugeot 407 que salía de la Rambla Vella. Realizó una aceleración muy brusca y circulaba a una velocidad por encima de la permitida.

La patrulla siguió al vehículo  y observó que el conductor realizaba aceleraciones y frenazos de forma brusca y sin ninguna causa.

El turismo giró hacia la venida Maria Cristina de forma brusca, para acelerar de una manera exagerada, además de otras irregularidades. Finalmente, el coche fue interceptado en la calle Rovira i Virgili.

El conductor, de 43 años y vecino de Els Pallaresos, dio una tasa de alcohol de 0,68, dos veces y media el límite permitido.

Otra alcoholemia

Finalmente, otro conductor fue denunciado -aunque en este caso por vía administrativa- por dar positivo en la prueba de alcoholemia. Ocurrió a las cuatro menos cuarto de la madrugada del pasado domingo en la calle Pere Martell. Una patrulla interceptó el vehículo, un Renault Megane Scenic, tras haberse saltado un stop. 

El conductor presentaba síntomas de ir bajo al influencia de bebidas alcohólicas. Al realizarle la prueba dio 0,36, cuando el límite está en 0,25.

El conductor es de nacionalidad española y el vehículo quedó inmovilizado porque no había conductor sustituto.

Temas

Comentarios

Lea También