Más de Tarragona

Iqoxe perdió 6 millones a raíz de la explosión mortal

La empresa lo anuncia en una comunicación interna a los trabajadores, que ayer se concentraron para exigir más personal

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la concentración que ayer llevaron a cabo los trabajadores de la empresa Iqoxe. FOTO: DT

Imagen de la concentración que ayer llevaron a cabo los trabajadores de la empresa Iqoxe. FOTO: DT

La paralización de la actividad a raíz de la explosión del 14 de enero de 2020 que acabó con la vida de tres personas le ha costado unos seis millones de euros a Iqoxe. Así lo pone de relieve la empresa en un comunicado interno que la dirección general de la compañía envió el pasado martes a los trabajadores, y al que ha tenido acceso el Diari. En el mail, que se notifica en el marco de la negociación colectiva, la firma detalla que la postura de la empresa desde el accidente de hace 14 meses «ha sido la inaplicación de incrementos salariales motivada por las pérdidas en la cuenta de resultados de la empresa, que han sido de aproximadamente seis millones de euros».

Tras el accidente, cuyas causas están siendo investigadas por el Juzgado de instrucción número 1 de Tarragona y que ha supuesto la realización de una comisión de estudio en el Parlament de Catalunya, la empresa estuvo sin actividad durante cuatro meses. Fue a mediados de mayo de 2020 cuando la Generalitat avaló la reapertura de la planta de óxido de etileno y glicoles. Desde entonces, las instalaciones situadas en el polígono sur han estado funcionando al 20%, hasta que el pasado 16 de febrero el Departament d’Empresa concedió el OK para que la compañía pudiera recuperar la actividad en una planta de derivados, un hecho que se produjo una semana después del nuevo aval de la administración autonómica.

«Plantilla de mínimos»

Parlalemente, medio centenar de trabajadores de Iqoxe llevaron a cabo ayer a primera hora de la mañana una acción de protesta para reclamar más personal y denunciar que, después de la explosión mortal de hace 14 meses en las instalaciones de La Canonja, «la plantilla sigue siendo de mínimos». La protesta, convocada por los sindicatos CCOO y la UGT, consistió en una concentración frente a las puertas de las instalaciones en el turno de la mañana, entre las 07.00 y las 10.00 horas, que se desarrolló sin incidentes.

Si bien la empresa ha llevado a cabo contrataciones, los trabajadores critican que «solo dos de los nuevos contratos laborales han sido para reforzar el personal de las plantas» y que las nuevas altas «se centran en los directivos». El juzgado que investiga el caso tiene en cuenta la falta de personal como una de las causas en cadena que provocó la explosión, según el acto de levantamiento de secreto de sumario hecho público.

La concentración de ayer solicitó que el convenio colectivo incluya también un incremento salarial igual al convenio general de la química. El delegado de CCOO, Fran Pizarro, señaló que los trabajadores se han volcado en la reconstrucción de la empresa, pero no se han visto recompensados, aunque la compañía sí que ha desembolsado fuertes compensaciones a los vecinos afectados. Pizarro alertó que no se descartan movilizaciones «más contundentes» si las negociaciones del convenio «no avanzan».

Desde la dirección de Iqoxe se lamentó la concentración de ayer, ya que para este viernes está agendada una nueva reunión para intentar aproximar posturas. «Sorprende que, frente a una convocatoria de reunión para dar continuidad al proceso negociador, la respuesta del Comité de Empresa sea realizar una concentración ya que, como los representantes de los trabajadores perfectamente conocen, es intención de la empresa realizar una oferta en la citada reunión», lamenta el mando de la compañía en el mail enviado a los empleados.

Temas

Comentarios

Lea También