Más de Tarragona

Iqoxe pone en marcha la planta autorizada por la Generalitat en el polígono químico

La instalación que se reactiva fabrica derivados de óxido de etileno y óxido de propileno

ACN

Whatsapp
Imagen de la planta de Iqoxe en La Canonja. Foto: ACN

Imagen de la planta de Iqoxe en La Canonja. Foto: ACN

Iqoxe ha puesto en marcha este lunes una de las plantas de derivados de óxido de etileno de la factoría de La Canonja en el polígono químico, según han confirmado fuentes de la empresa. En concreto, la instalación que se reactiva es la llamada 3200, que fabrica derivados de óxido de etileno y de óxido de propileno, y que tenía la actividad suspendida desde la explosión ocurrida el pasado 14 de enero del año pasado.

El Departament d'Empresa i Coneixement autorizó recientemente su puesta en marcha aduciendo que la química ha superado todos los requerimientos en materia de seguridad industrial y ha implementado medidas adicionales propuestas por la administración a partir de los informes técnicos que analizan las posibles causas del siniestro, que dejó tres muertos.

A raíz de la explosión, Empresa suspendió la actividad de las seis plantas de la factoría, cinco de derivados -entre ellas la que ahora se reactivación y una que fabrica óxido de etileno, la que ya se volvió a poner en marcha en mayo del año pasado.

En cuanto las de derivados, una es la que se accidentó (U3100), que ya ha sido desmantelada y la compañía ha anunciado que no planteará reconstruirla hasta que no haya una sentencia judicial. Así pues, con la reactivación de la U3200 quedan tres plantas clausuradas.

Para poder volver a operar, Iqoxe ha tenido que volver a elaborar el Informe de Seguridad - el documento que analiza la instalación y detecta los posibles riesgos que presenta a partir de las materias primas y de los procedimientos que utilizaban y el dictamen de Seguridad -que incluye una inspección completa de la instalación. También se ha exigido, de acuerdo con la normativa, una nueva inspección de todos y cada uno de los equipos de presión de la planta.

Con la reanudación de la actividad de la planta U3200, la compañía ha adoptado medidas que van más allá de la ley, y que son recomendaciones que se desprenden del estudio elaborado por la consultora DNV GL para averiguar las causas del siniestro. Entre éstas está la bunquerización de la sala de control.

El Departament ha condicionado la reanudación de la actividad a la mejora del sistema de protección y extinción de incendios, lo que supondrá la instalación de detectores de gases en varias ubicaciones, de detectores de llama por infrarrojos y de un nuevo sistema de rociadores de agua pulverizada. Finalmente, la autorización incluye la instalación de un sistema para guardar una copia de seguridad de los datos de los procesos productivos.

Temas

Comentarios

Lea También