Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Italia llena de nuevo de pólvora el cielo de Tarragona

La compañía de Canepine defiende su propuesta en una noche con poco viento 

Agnès Llorens

Whatsapp
La compañía italiana Poleggi firmó ayer los fuegos artificiales de Santa Tecla de este 2018. FOTO: Joan Revillas

La compañía italiana Poleggi firmó ayer los fuegos artificiales de Santa Tecla de este 2018. FOTO: Joan Revillas

Luces, colores y formas. Por unos instantes, el ritmo incesante que suman, en fila india, nueve días de Santa Tecla invadiendo las principales calles de Tarragona enmudecieron para mirar hacia el cielo. Los responsables de la pirotecnia Poleggi de Canepine (Italia), fueron los responsables de dar luz y contraste al cielo de la ciudad y obligaron a gran parte de los tarraconenses a fijar su mirada hacia arriba.

Los ganadores de la edición número 28 del Concurs de Focs Artificials revalidaron su condición de vencedores con un espectáculo que estuvo a la altura de su primera posición en la competición de este verano y presentaron una propuesta que se ajustaba perfectamente al reto que se les planteaba: dejar alto el reto de coronar las fiestas.

Fieles al estilo con el que firmaron su primera posición en el Concurs, la compañía de Umbría presentó un espectáculo que se ensombreció parcialmente por la falta de viento —que ayudó a aumentar la presencia de humo— pero que, aún así, combinó el ritmo y el juego de diferentes colores.

Un año más, la propuesta que ese año firmaba la empresa italiana se pudo admirar desde la platja del Miracle, el Port Esportiu, el Balcó, la Baixada de Toro, el Vial Bryant, el Passeig de Sant Antoni, el Passeig de les Palmeres y la Via Augusta.

En todos estos lugares, la propuesta causó admiración entre el público que se congregó para ver el espectáculo y confirmó el éxito del trabajo de esta compañía, una empresa familiar fundada en 1850 por Annunziato Poleggi que, actualmente es uno de los referentes de los fuegos artificiales italianos y combina la fabricación más tradicional con efectos nuevos. 

Ya durante la entrega de premios del Concurs Internacional de Castells de Focs Artificials, el pasado mes de julio, el responsable de la empresa ganadora, Angelo Poleggi, ya expresó la enorme gratitud que sentía por el hecho de alcanzar la posición ganadora  justo el primer año que la empresa competía en el evento. En esta ocasión, afirmó que «jamás hemos trabajado un escenario como el de la Platja del Miracle de Tarragona» y prometió un gran espectáculo para Santa Tecla.

Durante la exhibición de este  domingo, los encargados de tirar los fuegos artificiales fueron dos representantes de la empresa italiana que se desplazaron hasta Tarragona para supervisar los trabajos de ejecución de los fuegos artificiales, ayudados por representantes de la empresa Pirotecnia Valencian.

Según confirman fuentes municipales, este proceso sigue la normativa establecida en este tipo de eventos, que prescribe que haya colaboración con las compañías extranjeras.  

Temas

Comentarios

Lea También