Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jesús Merodio (UPyD): El ingeniero industrial que trabajó 23 años en el banco

Nacido en Barcelona, fue socio del Español, vive en Calafell y ama la navegación
Whatsapp
El ingeniero industrial Jesús Merodio, el pasado lunes, junto a las instalaciones del \'Diari de Tarragona\'.  Foto: Lluís Milián

El ingeniero industrial Jesús Merodio, el pasado lunes, junto a las instalaciones del \'Diari de Tarragona\'. Foto: Lluís Milián

Jesús Merodio i Merodio (Barcelona, 1963) está casado con Manuela Olmo desde 1991 y tiene un hijo (Jesús, de 19 años) y una hija (Beatriz, de 15). De pequeño estudió en el Pare Manyanet de Sant Andreu y, posteriormente, se licenció en Ingeniería técnica industrial, especializándose en Mecánica, así como en Organización industrial.

Pese a pasar la infancia y la juventud en Barcelona (y ser socio del RCD Espanyol), reside en Calafell desde que sus padres compraron una segunda residencia en esta localidad del Baix Penedès en 1991. Ahora, en cambio, se presenta como alcaldable en Tarragona, si bien desmiente que la suya sea una lista fantasma. «Trabajé en la Rambla Nova de Tarragona durante cuatro años y aquí, además, ha pasado lo mejor y lo peor de mi vida», reconoce. «Lo positivo fue que aquí han nacido mis dos hijos», a la vez que recuerda la otra cara de la moneda, que fue que «también pasé los 20 meses que estuve en el paro».

Precisamente, el aspecto laboral es el que ha marcado la trayectoria de este amante de la lectura y de la navegación, ya que después de ser directivo de Banc Sabadell durante 23 años, en 2009 decidió dar un cambio de rumbo. «Estuve casi dos años sin empleo. Puedo decir que he vivido la dureza de la crisis en primera persona. Estas circunstancias te hacen cambiar las prioridades y te ayudan a valorar lo que realmente es importante en la vida».

Fue entonces, en 2009, cuando decidió dar el salto a la política. «No lo hice antes porque estaba de cara al público, y el compromiso ético de la entidad tampoco lo recomendaba», asegura un Merodio que reconoce la grave crisis interna que vive su formación y, en especial, su líder (Rosa Díez). «Es urgente realizar un congreso y que se asuman responsabilidades cuanto antes. Soy de los que cree que la renovación es buena y necesaria en los partidos», sentencia.


- Preventorio de la Savinosa

- Es uno de los activos de la ciudad que está en un lamentable estado de abandono. Urge darle una utilidad. La opción que compromete menos recursos del Ayuntamiento es alquilar, a largo plazo y bajo criterios que aseguren el respeto al entorno natural, la zona para la creación de un complejo de ocio.

 

- Antiguo edificio del Banco de España

- No hay que incrementar la presión fiscal de los tarraconenses. La realidad financiera de la ciudad, los costes de transformación del edificio para el nuevo uso y los gastos de explotación del edificio aconsejan su venta.

 

- Jaume I

- El primer punto es esclarecer el porqué y cómo este proyecto se ha convertido en una estafa a los tarraconenses. Como propuestas de utilización creemos en la necesidad de un parking público en la zona y en la conveniencia de instalar el Centro Cívico de la Part Alta.

 

- Tabacalera

- Deberían centralizarse allí todas las secciones del ayuntamiento, algunas de las cuales ahora se encuentran dispersas por la ciudad pagando alquileres. Con el traslado del ayuntamiento pretendemos ahorrar dinero, potenciar esa parte de la ciudad y dejar el actual edificio del ayuntamiento como espacio dedicado a la celebración de actos institucionales.

 

- Façana Marítima

- Debe mejorarse el acceso al Miracle y que las vías del tren constituyen un obstáculo que hay que eliminar a largo plazo. Desgraciadamente hoy no tenemos los recursos necesarios. Para paliar esta situación, se debe potenciar el entorno de la estación y facilitar una mayor accesibilidad al resto de la ciudad.

 

- Mercat Central y política comercial

- Es un ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas. Plazos incumplidos, falta de comunicación, trabas a los comerciantes a la hora de poder trabajar... Tarragona debe tener una política comercial más abierta, con más facilidades a la hora de abrir un negocio y de mantener las puertas abiertas.

 

- Urbanismo

- Es urgente mejorar la conexión entre los barrios y la movilidad con Vila-seca y Reus. Con la escasez de recursos actual, creemos que la única solución es potenciar la red de autobuses, renovando estos con vehículos propulsados por gas natural.

 

- Tarragona 2017

- Nos guste o no, Tarragona ya se ha comprometido. Ahora no queda otra que apoyar esta celebración e intentar que estos juegos no sean una losa para la economía local.

Urge replantear el proyecto adecuando las instalaciones e inversiones comprometidas a las necesidades reales de Tarragona y prever su utilización y aprovechamiento más allá de la celebración de los juegos.

 

- Movilidad

- El transporte colectivo debe ser eficaz y ahora no lo es. Necesitamos parkings de disuasión que faciliten el uso de los transportes públicos. Tarragona presenta unas dificultades urbanísticas que la hacen peculiar y que no favorece el uso generalizado de los vehículos particulares.

 

- Turismo y fiestas

- Tarragona puede convertirse en un polo de turismo cultural y de calidad. Para ello instamos a la adecuación de las infraestructuras portuarias para la recepción de cruceros. El Ayuntamiento debe potenciar el pasado romano, la oferta gastronómica y las playas.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También