Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona ENTREVISTA

Jordi Ginebra: "Si no condenas la injusticia, te conviertes en cómplice"

Profesor catedrático de Filología Catalana. Implicación. «La sentencia ha sido muy injusta. No tiene nada que ver con que los presos sean independentistas o no lo sean. La Universidad no puede permanecer neutral ante esta situación»

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

Whatsapp
Jordi Ginebra, en su despacho del Campus Catalunya. FOTO: Pere Ferré

Jordi Ginebra, en su despacho del Campus Catalunya. FOTO: Pere Ferré

¿Qué le pareció que el claustro de la Universitat Rovira i Virgili aprobase una moción de apoyo a los presos del Procés?

Me pareció adecuado. La Universidad no debe posicionarse en cuestiones de opciones políticas, pero sí cuando se trata de denunciar la injusticia. La Universidad siempre ha reivindicado la justicia social, la democracia y el pensamiento crítico.

El documento utiliza términos como «presos políticos». ¿Esta terminología no implica pronunciarse por una opción política, la de la independencia?

La declaración no habla de independencia sino que se posiciona en favor de la Justicia. La sentencia es injusta. No tiene nada que ver con que los presos sean independentistas o no lo sean. En ese sentido la Universidad no puede ser neutral.

¿Por qué no?

Delante de la injusticia no se puede ser neutral. Si no condenas la injusticia, te conviertes en cómplice y colaborador de la injusticia.

¿Cree que no ha sido un proceso judicial con todas las garantías? Hay quien considera incluso que la condena por sedición ha sido «demasiado blanda».

Ha sido un proceso judicial penoso, un proceso político. Cuando se entra a hacer consideraciones políticas, no es un juicio justo.

¿Ha notado división en la universidad? ¿Hay tensión entre los profesores que opinan en un sentido u otro?

No. La vida universitaria funciona como siempre. La política es una parte de la vida, pero a veces puedes trabajar o convivir con una persona y no saber su posicionamiento político. No he visto ninguna clase de tensión social. Sí que existe una polarización política, personas que manifiestan sus ideas, pero no tensión.

¿En qué se manifiesta esa polarización política?

En que cada uno expresa sus ideas, sin ir más allá. Hay profesores que comprenden la huelga de los estudiantes, como yo, y otros que no. No es una polarización de todo el cuerpo universitario, sino grupos, personas, que nos manifestamos en contra de la sentencia y a favor de la huelga y otros que la rechazan. Y hay muchos profesores y profesoras que no dicen nada.

¿Ese silencio se debe al miedo a ser ‘señalados’ como no independentistas?

No. No ha pasado nunca que se señale a una persona no independentista. Al contrario.

¿Qué quiere decir?

Hoy en día, si eres independentista puede que aparezca la policía en tu casa y te haga un registro. Los que tendrían que tener miedo, y no lo tenemos, son los independentistas. Pero no estamos hablando de esta cuestión sino de la reacción a una sentencia injusta. Es otro debate. Hay gente que no opina porque la cuestión política le es indiferente o cree que unos y otros son un desastre.

Dice que no ha división entre los profesores. ¿Y entre los estudiantes?

Tampoco. Hay separación, en el sentido de que unos están muy movilizados y quieren que la respuesta a la sentencia se note y otros prefieren ir a clase porque les interesa más la normalidad académica. Esto no provoca tensión. Cada uno va a la suya. Me gustaría que hubiera más debate entre los estudiantes.

¿Considera positiva o negativa la huelga indefinida?

Una huelga no es buena para la vida académica, pero la cuestión no es tanto huelga sí o no, sino que los estudiantes están expresando su posición. Durante mucho tiempo hemos acusado a la gente joven de ser acomodaticia, de no implicarse en los problemas políticos. Ahora lo están haciendo a su manera. Y eso lo tenemos que entender.

¿Se debería continuar con la vida académica normal para la gente que prefiera no hacer huelga?

Si un profesor decide continuar con el temario como siempre, aunque haya huelga, en cierto modo es una amenaza a los alumnos que quieren hacerla. Lo idóneo es la recomendación que se hizo de no poner actividades evaluativas durante la huelga.

Tarde o temprano habrá que buscar una salida. No podemos vivir indefinidamente esta situación. ¿Cuál cree usted que debería ser la solución al conflicto que vive Catalunya?

Promulgar una ley de amnistía, liberar a las personas detenidas injustamente y abrir un diálogo entre los gobernantes españoles y catalanes para que el pueblo catalán ejerza el derecho de autodeterminación si así lo quiere.

Temas

Comentarios

Lea También