Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Tarragona ENTREVISTA

Jordi Roca (PP): «Los catalanes han votado distensión. es un error»

El peor resultado de la historia. El PP se quedó por primera vez sin representación en el Congreso por Tarragona. Jordi Roca era diputado desde 2015. Ahora optará a la alcaldía de El Catllar

X.F.

Whatsapp
Jordi Roca, el domingo. Ha sido también diputado en el Parlament y concejal en TGN. Ahora volverá al sector privado. FOTO: Alfredo González

Jordi Roca, el domingo. Ha sido también diputado en el Parlament y concejal en TGN. Ahora volverá al sector privado. FOTO: Alfredo González

¿Cómo se encuentra tras la derrota del 28-A?
La política es como el deporte. Tienes momentos malos y buenos. Me siento orgulloso de mi partido y de las ideas que defendemos aunque ahora no tengan mucha aceptación. Es en los momentos duros cuando hay que estar. La victoria tiene muchos padres. La derrota es huérfana.

Le veo tranquilo. No hace falta que le dé el pésame.
No, no. Cuando entras en política, sabes que se puede acabar. Pero los políticos que no somos funcionarios estamos maltratados. Los funcionarios regresan a su puesto, con todos sus derechos intactos o incluso aumentados. Los que venimos del sector privado lo tenemos peor. Seguiré vinculado al partido, pero volveré a mi trabajo como informático.

¿Qué le espera a su partido? El PP catalán no para de perder votos elección tras elección.
La gente ha votado distensión. Ha elegido solucionar la crisis económica que viene diciendo que no viene ninguna crisis y gestionar la economía subiendo impuestos y con más intervención, es decir, con más Estado y menos sector privado. Esta solución que han elegido los españoles es un error.  Es no entender la economía. 

¿Y respecto a Catalunya?
Supone rearmar al nacionalismo con indultos y dándole más concesiones. Pedro Sánchez ignora la naturaleza del nacionalismo. Dentro de unos años estaremos peor. Y los que no somos nacionalistas seguiremos abandonados.

En las pasadas elecciones generales el bloque del 155 (Ciudadanos, PP y Vox) tuvo 469.666 votos menos que en los comicios del Parlament de 2017. El bloque independentista (ERC y Junts per Catalunya) perdió 421.101 sufragios. En cambio el bloque de izquierda constitucionalista (PSOE y Podemos) ganó 640.062 papeletas. La lección es clara.
El tiempo dirá si la distensión, que no puede ser rendición, no que acaba en conflicto o, como siempre pasa con el nacionalismo, sí acaba en conflicto. El tiempo dará y quitará razones. Creo que estaremos peor. El nacionalismo no cede, vive de la no concordia.

El nacionalismo español también se alimenta del conflicto.
No hay nacionalismo español excluyente. No he visto a nadie que diga que los independentistas se vayan de Catalunya.

¿Vox no es excluyente?
No. Tampoco les podemos juzgar porque no han presentado ninguna iniciativa en el Congreso. Cuando lo hagan, veremos.

¿El giro de Pablo Casado a la derecha ha sido un error?
Llevan no sé cuantos años diciendo que hay que escuchar a los dos millones de votantes independentistas de Catalunya. ¿Por qué no hemos de escuchar a los 2,6 millones de votantes de Vox? En Catalunya en 2003 PSC, ERC e ICV firmaron el Pacto del Tinell que excluía al PP de todo, nos convertía en apestados en Catalunya. Eso no le ha ido bien a nadie. Si alguien aporta ideas que sean buenas para todos, ¿por qué no se han de debatir?

¿Cree que se puede colocar en el mismo plano a los partidos independentistas y a Vox?
No, porque los partidos independentistas han vulnerado la ley. Y Vox, de momento, no ha hecho más que declaraciones.

El viernes antes de las elecciones el líder del PP, Pablo Casado, llegó a ofrecer a Vox entrar en el Gobierno. Cuatro días después, tras la derrota electoral, les calificó de «ultraderecha». 
El PP se dirige a un espectro muy amplio de la sociedad. Uno de los partidos más grandes de Europa no puede guiarse por declaraciones. Representamos unas ideas. El resto son anécdotas y coyunturas. Lo importante es la estructura. Somos el partido más importante de Europa.

Dice usted que son solo «declaraciones». ¿Son creíbles?
Lo creíble es la estructura del PP, un partido de centro-derecha y  liberal-conservador. Dejamos siempre mejor a España de como nos la encontramos.

¿No tendría que hacer el PP autocrítica?
He estado buscando en la hemeroteca la autocrítica que hizo el PSOE después de llevar a 3,5 millones de personas al paro y no la he encontrado. Si la encuentro, juro que yo también la haré.

Tarragona ha girado al independentismo. 
Me duele porque ERC ha concurrido a las elecciones con el entorno político de ETA. Viendo lo que le hicieron a mis compañeros José Luis Ruiz Casado y Francisco Cano, me duele mucho esa victoria. (Roca alude a los concejales del PP en Sant Adrià del Besòs y Viladecavalls asesinados por ETA el 21 de septiembre y el 14 de diciembre de 2000, respectivamente)

Se refiere al pacto entre Esquerra y Bildu.
Es un drama para Catalunya. No podemos tener un presidente como Quim Torra, un xenófobo, o que se haya blanqueado a Otegi. Es lo que más me duele del Procés. Tengo todo el derecho a estar dolido con el nacionalismo.

¿Cree que el PP, que indultó a José Barrionuevo y Rafael Vera, dos exaltos cargos del PSOE condenados por su relación con la guerra sucia contra ETA, tiene legitimidad para criticar un supuesto indulto a los políticos juzgados por el 1-O?
Era un tema acabado y el Procés sigue vivo, sigue queriendo romper la Constitución. En todo caso, son temas que no son comparables. Rearmar el Procés es un error. Y lo pagaremos.

¿Sigue defendiendo un artículo 155 sine die?
Muchos catalanes sentimos que la Generalitat va contra nuestros derechos, que nos ataca. Nadie habla de eso ni nos quiere dar voz. La solución que ha salido ahora no nos tiene en cuenta.

No me ha contestado. ¿Sigue defendiendo el 155?
Defiendo que todos los catalanes tengamos los mismos derechos. 

¿No tiene usted los mismos derechos que otros catalanes?
No. Torra ha escrito barbaridades sobre mí. Nos imponen un sistema educativo que no queremos. No podemos hacer actos sin que aparezcan los violentos. No podemos ir a los espacios públicos sin que haya propaganda nacionalista. Muchos catalanes nos sentimos agredidos desde el propio Govern. De eso no se habla.

PP y Ciudadanos insisten en que TV3 está manipulada. Pero en Catalunya se pueden ver muchas más emisoras de tele.
¿Por qué no se habla la corrupción en la sanidad catalana? ¿O del caso Spanair? ¿Por qué no se dice que hay condenados por corrupción, como Oriol Pujol, que salen al cabo de 20 días de la cárcel porque las competencias son de la Generalitat? ¿Qué pasa con las listas de espera? ¿Y con las infraestructuras de la Generalitat que no funcionan? El Procés ha sido una gran tapadera de la corrupción, de lo que llamaban la sociovergencia. La sociedad catalana es más débil que otras. Y gran parte de la culpa es de TV3.

Hablemos ahora en un plano más personal. ¿Cuál ha sido el mejor momento en sus cuatro años como diputado?
Tratar con un montón de gente y cosas que he conocido. España es de los mejores países para vivir. 

¿Y el peor momento?
Cuando dejé el Ayuntamiento de Tarragona para presentarme al Congreso, me sustituyó Marbel Negueruela. El peor momento fue cuando me llamaron para que decirme que había fallecido (era el 9 de febrero de 2017). Todo lo demás es tan ínfimo... Después también nos dejaron Albert Abelló y Ana Santos. 

Explíquenos alguna anécdota de estos años.
Las anécdotas divertidas no se pueden explicar. Una seria: tuvimos un aviso de bomba en el aeropuerto de Estraburgo. 

Se hizo famosa una foto suya, con el pelo rapado, cruzándose en el hemiciclo con el diputado canario de Podemos, Alberto Rodríguez, con larga melena.
Ufff. Aquello es la prehistoria. Fue en 2015. Han pasado tantas cosas desde entonces... Ser diputado es un trabajo como otro. Hay que desmitificarlo. Ojalá participase más gente en política. 

Temas

Comentarios

Lea También