Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona CRÓNICA

Jordi Salvador: "Este triunfo es el plebiscito a la sentencia"

Alegría sin estridencias. ERC vuelve a ser la fuerza más votada en la demarcación y dedica la victoria a los líderes políticos presos

Norián Muñoz

Whatsapp
Jordi Salvador, en la sede de ERC en Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Jordi Salvador, en la sede de ERC en Tarragona. FOTO: Pere Ferré

La noche electoral en el local de Esquerra Republicana de Catalunya, en la Part Baixa, transcurrió con una alegría tranquila, sin estridencias, porque, tal como recordaba Jordi Salvador, que repite como diputado, nada más comenzar su comparecencia, «tenemos que dedicar esta victoria a los presos, presas y exiliados». Tenía, además, unas palabras de recuerdo «muy especial para Laura Soler David y Joan, presos en Mas d’Enric... Estamos en un país que no es normal, eso hace que nuestra felicidad no sea plena».

ERC repite como primera fuerza política en la demarcación de Tarragona con dos diputados y el 25,6% de los votos. Con todo, el partido ha bajado 15.561 votos respecto a las elecciones de 28 de abril, eso sí, teniendo en cuenta que en estas elecciones ha habido 4,19 % menos de participación.

Esquerra viene de dos victorias cruciales, la primera en abril pasado cuando, por primera vez desde la restauración de la democracia,  ganaba unos comicios al Congreso en la demarcación; y, la segunda, tras conseguir investir a Pau Ricomà como alcalde de Tarragona.

‘El 155 ha perdido’

Salvador, diputado desde 2015, fue secretario general de UGT en Tarragona, es antropólogo y licenciado en Historia por la URV y  felicitó al equipo de campaña por los resultados: «porque Esquerra ha vuelto a ganar las elecciones en Catalunya y en Tarragona en votos y en escaños». También quiso recordar que las fuerzas independentistas han obtenido la mayoría en Catalunya lo que, aseguró, debería hacer servir para enviar un mensaje a España.

Sentenció que «el 155 ha perdido  en la demarcación de Tarragona; solo tiene dos diputados de seis. Tal vez alguien debería descolgar el teléfono, pero esta vez para llamar.».

En el mismo sentido insistió Laura Castel, de nuevo electa como senadora, quien aseguró que: «Está claro que la ciudadanía quiere más y mejor democracia. Hay que regresar a la política lo que era un problema político y el primer paso deberá ser la amnistía... Ignorando los derechos de los catalanes no se puede gobernar España y lo estamos demostrando proceso electoral tras proceso electoral»
Salvador insistió en es que este triunfo en las urnas «un plebiscito a las sentencia. El pueblo catalán se ha manifestado».

El hundimiento de Ciutadans

Pero casi tanta alegría le dieron a los republicanos sus resultados como el hundimiento de Ciutadans, que se queda sin diputado en Tarragona.

Salvador les quiso recordar por ser, en su opinión, «uno de los partidos políticos que más daño ha hecho a la política catalana... Surgió para cargarse la inmersión lingüística, pero al final la gente se ha dado cuenta de quienes son y lo que quieren».

De hecho, durante el seguimiento de los resultados, los malos augurios para Ciutadans casi despertaban más exclamaciones que la victoria propia.

Los republicanos también se mostraron satisfechos con el hecho de que la derecha no obtuviera representación en Tarragona «para nosotros es un orgullo que Tarragona sea antifascista». 

Cuando se le hacía saber, no obstante, que VOX pasó a ser la fuerza más importante de la derecha y la quinta de Tarragona, por delante del PP, aseguraban que, para ellos, «PP y VOX son lo mismo... Franco murió en la cama pero el franquismo siguió y allí está. Lo importante es que en Catalunya caben en un taxi, son 6, de 48».

Salvador quiso recordar que «el 15% de la población son extranjeros y no pueden votar. «Para nosotros prevalece el derecho a la ciudadanía que el derecho a nacionalidad».

Respecto al futuro, Castel aseguró que mientras no se materialice la república catalana, «mientras nos toque bailar en este escenario, usaremos todas las instituciones que tengamos al alcance para defender los derechos de los catalanes y los tarraconenses». 

Castel insistió en que «ha ganado la estrategia del diálogo, de la mano extendida. La estrategia de confrontación de ciudadanos ha fracasado».

Salvador acotó, no obstante, que a pesar de la mano extendida también hay «un puño cerrado, no renunciamos a nada, ni a las movilizaciones ni a la desobediencia civil... Aquí hay un pueblo tozudo».

Ya sobre el panorama que se plantea en el conjunto de España  señaló que el PSC quiso repetir elecciones para obtener mejores resultados, pero ahora, con la sentencia por medio, la situación es mucho más complicada de resolver.

Temas

Comentarios

Lea También