Más de Tarragona

Tarragona POLÍTICA

Jordi Sierra volverá a ser el miércoles Subdelegado del Gobierno Central

El nuevo máximo representante del Estado en la demarcación ya ejerció el cargo entre 2012 y 2016. Su primer acto tras el retorno será la conferencia del alcalde Josep Fèlix Ballesteros

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la primera toma de posesión de Jordi Sierra como subdelegado del Gobierno Central, el 10 de febrero de 2012. Foto: Lluís Milián

Imagen de la primera toma de posesión de Jordi Sierra como subdelegado del Gobierno Central, el 10 de febrero de 2012. Foto: Lluís Milián

El alto funcionario del Ayuntamiento de Tarragona Jordi Sierra volverá a ser a partir de este próximo miércoles el subdelegado del Gobierno Central en la demarcación. Según ha podido saber el Diari, el economista de la corporación local se convertirá de nuevo el 1 de marzo en el máximo representante del Estado en la provincia, una vez ya ha finalizado la liquidación del presupuesto municipal correspondiente al año 2016, y que se ha saldado con un resultado positivo de ocho millones de euros.

De esta forma, Sierra regresará al edificio de la Plaça Imperial Tarraco, un emplazamiento en el que ya ejerció el cargo de subdelegado entre el mes de febrero de 2012 y el de abril de 2016. Fuentes de la Administración General del Estado indican que este miércoles no se organizará ningún acto de toma de posesión, sino que simplemente Sierra acudirá a las dependencias del Estado a las ocho de la mañana, para acudir posteriormente a Barcelona a lo largo de la mañana. Ya por la tarde, el primer acto al que Sierra acudirá como nuevo subdelegado será la conferencia que el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), pronunciará el miércoles a las siete de la tarda en el Col·legi d’Advocats.

A lo largo de las próximas semanas no se descarta que se lleve a cabo algún acto público de presentación, al que podría acudir el subdelegado del Gobierno Central en Catalunya, Enric Millo, quien hace tres meses relevó a María de los Llanos de Luna, en una operación que provocó la marcha de Alejandro Fernández del Ayuntamiento, ya que desde el pasado mes de noviembre ejerce como portavoz del grupo parlamentario del PP. Sierra relevará en el cargo a Emilio Ablanedo, quien durante diez meses ha compaginado las subdelegaciones de Barcelona y de Tarragona

De hecho, Millo ya nombró a Sierra como subdelegado el pasado jueves, si bien el nuevo subdelegado ha optado por retrasar una semana su retorno, ya que primero quería finalizar su obligaciones profesionales en el Consistorio. Durante su segunda etapa al frente de la Subdelegación, Jordi Sierra contará con el exdiputado Rafa Luna como asesor de gabinete.

Una persona de consenso

Durante sus cuatro años al frente de la Subdelegación del Gobierno, Jordi Sierra tejió una buena relación con la práctica totalidad del arco parlamentario y de los principales representantes de las formaciones políticas e institucionales. En los cuatro años en el cargo, Sierra impulsó la construcción de la A-27, así como la mejora de la T-11. De forma paralela, también priorizó las mejoras de los edificios de Tráfico y de la Subdelegación del Gobierno en la Plaça Imperial Tarraco, así como la del Fitosanitario del Serrallo. Ahora, una de sus primeras tareas será asegurar por escrito la financiación del Estado para los Juegos del Mediterráneo de 2018.

El perfil dialogante del nuevo subdelegado forma parte de la operación «diálogo con Catalunya» que el ejecutivo central está llevando a cabo para frenar el proceso soberanista. De hecho, representantes soberanistas como Òscar Peris, Pau Ricomà, Albert Abelló o Laia Estrada evitan criticar a Sierra en sus valoraciones. «Tiene un trato cercano y cordial y trabaja para los intereses del territorio, pero por desgracia su gobierno no le acompaña» afirma el delegado de la Generalitat Òscar Peris, mientras que Albert Abelló (PDECAT) considera que el nombramiento «es la decisión más inteligente y útil para la ciudad que ha tomado el Partido Popular».

El alto funcionario del Ayuntamiento de Tarragona Jordi Sierra volverá a ser a partir de este próximo miércoles el subdelegado del Gobierno Central en la demarcación. Según ha podido saber el Diari, el economista de la corporación local se convertirá de nuevo el 1 de marzo en el máximo representante del Estado en la provincia, una vez ya ha finalizado la liquidación del presupuesto municipal correspondiente al año 2016, y que se ha saldado con un resultado positivo de ocho millones de euros. 
De esta forma, Sierra regresará al edificio de la Plaça Imperial Tarraco, un emplazamiento en el que ya ejerció el cargo de subdelegado entre el mes de febrero de 2012 y el de abril de 2016. Fuentes de la Administración General del Estado indican que este miércoles no se organizará ningún acto de toma de posesión, sino que simplemente Sierra acudirá a las dependencias del Estado a las ocho de la mañana, para acudir posteriormente a Barcelona a lo largo de la mañana. Ya por la tarde, el primer acto al que Sierra acudirá como nuevo subdelegado será la conferencia anual que el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), pronunciará precisamente el miércoles a partir de las siete de la tarda en el Col·legi d’Advocats i Farmacèutics. 
A lo largo de las próximas semanas no se descarta que se lleve a cabo algún acto público de presentación, al que podría acudir el subdelegado del Gobierno Central en Catalunya, Enric Millo, quien hace tres meses relevó a María de los Llanos de Luna, en una operación que provocó la marcha de Alejandro Fernández del Ayuntamiento, ya que desde el pasado mes de noviembre ejerce como portavoz del grupo parlamentario del PP. 
De hecho, Millo ya nombró a Sierra como subdelegado el pasado jueves, si bien el nuevo subdelegado ha optado por retrasar una semana su retorno, ya que primero quería finalizar su obligaciones profesionales en el Consistorio. Durante su segunda etapa al frente de la Subdelegación, Jordi Sierra contará con el exdiputado Rafa Luna como jefe de gabinete.   
Una persona de consenso
Durante sus cuatro años al frente de la Subdelegación del Gobierno, Jordi Sierra tejió una buena relación con la práctica totalidad del arco parlamentario y de los principales representantes de las formaciones políticas e institucionales. En los cuatro años en el cargo, Sierra impulsó la construcción de la A-27, así como la mejora de la T-11. De forma paralela, también priorizó las mejoras de los edificios de Tráfico y de la Subdelegación del Gobierno en la Plaça Imperial Tarraco, así como la del Fitosanitario del Serrallo. Ahora, una de sus primeras tareas será asegurar por escrito la financiación del Estado para los Juegos del Mediterráneo de 2018.  
El perfil dialogante del nuevo subdelegado forma parte de la operación «diálogo con Catalunya» que el ejecutivo central está llevando a cabo para frenar el proceso soberanista. De hecho, representantes soberanistas como Òscar Peris, Pau Ricomà, Albert Abelló o Laia Estrada evitan criticar a Sierra en sus valoraciones. «Tiene un trato cercano y cordial y trabaja para los intereses del territorio, pero por desgracia su gobierno no le acompaña» afirma el delegado de la Generalitat Òscar Peris, mientras que Albert Abelló (PDECAT) considera que el nombramiento «es la decisión más inteligente y útil para la ciudad que ha tomado el Partido Popular». 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También