Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

José Antonio Morán: «Puede haber colapsos que hagan más lento internet»

Este doctor en ingeniería y profesor de informática y telecomunicación en la UOC destaca la red de «altísima calidad» que hay en España pero recuerda que pueden darse incidencias por los picos en el streaming de ocio

 

Raúl Cosano

Whatsapp
El doctor y profesor de ingeniería José Antonio Morán. FOTO: DT

El doctor y profesor de ingeniería José Antonio Morán. FOTO: DT

¿Estamos preparados para este boom del uso de la red?

Sí, en España tenemos una de las mejores infraestructuras de red de fibra óptica y somos el país mejor posicionado en tasa de penetración de fibra. Se ha apostado por despliegues FTTH (fiber-to-the-home), una tecnología que permite que la fibra llegue desde la central a nuestra casa directamente, sin alteración, lo que evita que se pierda rendimiento por el camino. En otros países llega hasta el pie del edificio, pero el último tramo es de cobre. Aquí es una fibra de muy buena calidad y la tasa es elevada.

Pero puede haber incidencias.

La mayor parte de incidencias en la red vienen por colapso de servicios. Una cosa es la autopista de los datos y otra los servidores de esos servicios como Youtube, Netflix, los operadores… Es más fácil que haya fallos por sobrecarga de servicio que por la infraestructura.

¿Por ahora hay problemas?

Desde Europa se han lanzado mensajes de que se limiten los contenidos en plataformas como Netflix. Aquí no va a hacer tanta falta. La experiencia nos dice que la red está soportando muy bien la cuarentena. Se dio un pico de tráfico en los primeros días, pero la cosa se ha ido normalizando. El mensaje tiene que ser de tranquilidad porque tenemos una buena infraestructura de telecomunicaciones. Otra cosa son los fallos técnicos.

¿Por qué la infraestructura aquí es de tanta calidad?

Porque aquí ha habido una apuesta firme de los operadores por este despliegue. En 2015 la tasa de fibra era del 15% y hemos pasado al 45% en cuatro años. Ha sido debido a las fuertes inversiones en infraestructura. Aquí tenemos empresas de telecomunicación muy importantes, referentes mundiales, y han hecho esta apuesta.

¿Qué tipo de incidencias puede sufrir el usuario en cuarentena?

Fallos técnicos. Puede haber más lentitud o alguna caída si trabajamos mucho en wifi, por saturación del espacio compartido. Si estamos en un edificio con 50 vecinos y están todos en casa consumiendo a la vez contenidos en streaming, podemos sufrir pérdidas de calidad. Los problemas vienen por colapsar esos canales wifi. En la medida de lo posible, se recomienda trabajar con dispositivos conectados por cable.

¿El teletrabajo puede influir?

Tenemos que mirar qué tipo de empresas existen aquí. El 97% del PIB viene de pymes, con un teletrabajo limitado: ahora envío un enforme, ahora un presupuesto. Otra cosa es trabajar con intranets en el sector financiero, por ejemplo, cuando tienes que estar dentro de la red corporativa. Eso es una minoría. Piden más datos los niños mirando youtube que los padres teletrabajando. Los servicios de ocio, y en concreto, el streaming audiovisual, es lo que consume más.

Es decir, que el colapso puede venir de ver todos una serie al mismo tiempo.

Claro, en cuanto al teletrabajo no siempre estamos en la intranet de la empresa, lo que incrementaría notablemente la sobrecarga de la red. La mayor parte de empresas no tiene previsto que el 100% de los empleados esté conectado al mismo tiempo ni es algo siempre necesario. Quizás ahora habrá más personas que intentarán, por ejemplo, hacer más cosas en el banco ‘on line’, pero no será relevante. El mayor problema estará en esos pasatiempos en streaming, además en un momento en que las plataformas ofrecen contenido gratuito.

¿Nos puede dejar esta cuarentena alguna lección?

Nos puede servir a nivel de país para pensar si no hay más cosas que se puedan hacer a través del teletrabajo, para impulsar un cambio en el modelo productivo de algunas empresas. Puede servir para que la empresa se conciencie de una vez por todas de que hay labores que se pueden hacer a distancia. Hasta ahora había cierta resistencia, quizás por la falta de confianza con los trabajadores. Hoy en día muchas empresas trabajan por objetivos, así que si tú cumples, ya está, eso está cubierto. La experiencia de esta cuarentena nos puede servir para ver que quizás no hagan falta tantos desplazamientos, lo que tendría efectos positivos en términos de contaminación en las ciudades.

Temas

Comentarios

Lea También