Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Josemola: «El sentido del humor salvará el mundo»

‘Menos drama y más banana’ es la novela de este salouense, comunicador y activista. Un relato divertido con un trasfondo reivindicativo contra la discriminación hacia el colectivo LGTBI+

Gloria Aznar

Whatsapp
Josemola con la novela ‘Menos drama y más banana’.  FOTO: pere ferré

Josemola con la novela ‘Menos drama y más banana’. FOTO: pere ferré

Josemola, alter ego del salouense  José Cuadrado (1989) es un comunicador, que también trabaja contra la discriminación hacia el colectivo LGTBI+. A través de las redes sociales practica un activismo peculiar basado en la ironía y el humor, sin perder por ello un ápice de fuerza. Ahora llega con su novela Menos drama y más banana (Egales editorial), una lectura fresca y amena para todo tipo de público con la que invita al lector a reírse y divertirse, al mismo tiempo que a recapacitar.

¿Quién es Josemola?
Es como la gente me conoce en redes sociales. Esto viene porque soy activista. No sé decirte en qué momento uno empieza a ser activista pero supongo que surge por vivencias que tienes desde que eres pequeño.

¿Activista, dónde?
Actualmente soy el director de comunicación del Observatori contra l’Homofòbia de Catalunya que, entre otras cosas, da atención psicológica, formación a entidades y a la administración. Por un lado atendemos a víctimas que han sufrido LGTBIfobia. Por otro, somos los únicos que en Catalunya hacemos una radiografía de la discriminación hacia el colectivo. 

¿Cómo conecta todo ello con Josemola?
Observé que el perfil general de muchas personas que denunciaban eran jóvenes o que la gran mayoría de las sentencias registradas se daban en espacios de ocio. Y desconocían que hay una ley autonómica que protege los derechos del colectivo, a quién acudir... En esta época de la información mucha gente no sabe cuáles son sus derechos y qué herramientas tienen para protegerse. Y como profesional de la comunicación pensé que tenía que llegar a ellos de alguna manera.

¿De qué manera?
A través del sentido del humor me convertí en Josemola, pero siempre con una carga reivindicativa fuerte. Me lo pasaba bien, hacía activismo y es algo que me ha funcionado muy bien.  

Igual que en la novela ‘Menos drama y más banana’.
Sí. Porque el sentido del humor salvará el mundo. Esto es algo que defiendo completamente.

¿Cómo es la novela?
Es muy fácil de leer, muy rápida y fresca. 

El lector es muy importante en la historia.
Sí. En cada capítulo debe escoger si quiere drama o banana y eso le puede llevar a un lugar o a otro.

Y entonces acaba la historia de una manera o de otra.
Realmente no es así. Es un falso juego que hago con el lector.

Usted habla de experimento ¿Para quién?  
Tanto para mí como para el lector. Para mí porque era la primera vez que escribía una novela.

¿Y para el lector?
La historia siempre avanza pero a veces el lector se puede equivocar y si se equivoca, el narrador le echa la bronca, hace un poco de activismo y le devuelve a la historia. Por ejemplo, en uno de los  episodios se plantea un caso de homofobia y cómo reaccionar. El bien y el mal es muy relativo pero se dan distintos puntos de vista.

Los personajes son peculiares.
Forman un poco lo que es el abanico de la vida de un gay de pueblo que se va a la ciudad. Una amiga moderna, el concepto mariliendre, la amiga chica que está con el gay. La travesti, una choni... Hay personajes que no únicamente están en la vida de un homosexual por lo que la novela no es solo para el colectivo LGTBI. Habla de una parte, pero es para todos los públicos. De hecho, las amigas de mi madre están enganchadísimas.

¿Cómo surgió?
En un momento de drama total en mi vida, tras un chasco grandísimos en el amor. Además, nosotros somos muy sentidos. De hecho, el libro tiene un tracklist de canciones, hay una lista creada en Spotify. Yo creo que la música nos acompaña mucho y cada capítulo tiene una serie de canciones que recomiendo escuchar mientras se lee. También contiene un glosario para todas aquellas personas que llevan una vida más heteronormativa y a las que se les pueden escapar ciertos conceptos.

Pero también se abordan temas importantes, como el VIH 
Son mi especialidad. Y he contado con la colaboración del psicólogo Gabriel J. Martín, del presidente del Observatori, Eugeni Rodríguez y del presidente de la FELGTB, Jesús Generelo.

¿Qué me dice de la sociedad?
Hemos avanzado, pero ahora han surgido nuevas problemáticas.

¿Por ejemplo?
Las que se producen dentro del colectivo, hay violencia de género, hombre hombre, mujer mujer. O la plumofobia, que es mi gran tema, y que es la discriminación por expresión de género.

¿Qué les diría a los adolescentes que empiezan a descubrir su sexualidad y que se sienten  diferentes a lo que la mayoría considera «normal»?
Parto de la base de que la palabra normal no me gusta porque establece norma. Les diría que no se queden impasibles ante el odio y  que se documenten.

Temas

Comentarios

Lea También