Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Josep Maria Prats: 'No pacto para ser el mindundi de nadie'

Entrevista con el concejal de Cultura y cuarto teniente de alcalde de Tarragona

Octavi Saumell

Whatsapp
El portavoz de Unió, nuevo concejal de Cultura y cuarto teniente de alcalde, Josep Maria Prats, el pasado martes en Casa Canals. Foto: Pere Ferré

El portavoz de Unió, nuevo concejal de Cultura y cuarto teniente de alcalde, Josep Maria Prats, el pasado martes en Casa Canals. Foto: Pere Ferré

- ¿Por qué ha dado el paso y ha pactado con PSC y PP?

- Es el momento de desencallar los grandes proyectos de ciudad, que son los Juegos de 2017 y encontrar solución a los edificios públicos sin uso como el Banco de España, la Tabacalera o la Savinosa. Debemos acabar con los grandes discursos y empezar a concretar.

- Y para ello es necesario un gobierno con mayoría...

- Exacto, pero esto no quiere decir no dialogar ni escuchar a la oposición.

 

- ¿Cómo definiría usted a este pacto singular en Catalunya?

- Es un acuerdo sin ideología para apostar por las políticas sociales, tener una ciudad limpia, que sea un referente turístico y que cuente con un pequeño comercio potente.

- Pero sin ideología... ¿qué le queda a la política?

- Debemos dar salida a los problemas de la gente. No puede ser que haya ciudadanos que se queden sin luz, que no puedan pagar la hipoteca, que las calles de Tarragona estén sucias... Todo esto no tiene ideología.

- En los presupuestos municipales sí que habrá ideología...

- En el pacto dejamos claro que lo primero son las personas, y esto quiere decir priorizar la política social e intentar que la economía funcione para generar empleo.

- ¿Es un pacto antinatural?

- Alguien debía desencallar la situación. En Unió somos conscientes de que venimos de una crisis interna muy fuerte, pero que debíamos apostar por el futuro de la ciudad.

- ¿Usted rompió con CDC para materializar este pacto?

- No. La relación con CDC a nivel nacional acabó en junio. Entonces, ellos optaron por la hoja de ruta de ERC y nosotros apostamos por el diálogo con Europa y el Estado español.

- Y esto afectó al día a día municipal...

- Sí. Mi relación con Abelló y Guzmán siempre fue muy cordial, pero me incomodaba tener que votar diferente, como el día de la toma de posesión o la moción para entrar a la AMI. No quise rozar el ridículo.

- ¿Cuándo decidió romper?

- En noviembre. Los compañeros del comité local fueron los que más insistieron.

- ¿Cuándo tomó la decisión de pactar con Ballesteros y Fernández?

- A raíz de los presupuestos. Pau Pérez nos aceptó todas las propuestas que le presentamos y allá se vio que había feeling.

- ¿Entran en el gobierno para visualizarse después de los fracasos electorales de las autonómicas y las generales?

- Va más allá de esto, pero es obvio que estamos en una situación muy delicada. Igual el partido –a la larga– deberá pagar algún peaje por este pacto, pero lo hemos hecho por necesidad de ciudad y por responsabilidad.

- ¿Qué papel tendrá Josep Maria Prats en el nuevo ejecutivo?

- Seré una modesta minoría, pero no actuaré como la muleta de nadie. No actuaré como mindundi del PSC o del PP. Seré leal a los socios de gobierno, pero no seremos insignificante, ya que tengo vocación de motor.

- Será leal pero no sumiso...

- Exacto. Seremos un elemento activo del gobierno.

- El pacto huele a antisoberanismo...

- No hemos hablado nunca de ello. Yo no renunciaré nunca al derecho a decidir, pero acordado tanto con el Estado como con Europa.

- ¿Unió ha hecho un giro españolista?

- No. Nunca renunciaré a mis planteamientos nacionales. Mi anhelo es que se pueda hacer el referéndum con garantías.

- Y si se hiciera como dice... ¿qué votaría?

- Si el proceso se hiciera con diálogo con España y Europa y, además, se contemplara el reconocimiento a la realidad de Catalunya, votaría que sí a la independencia.

- ¿Qué es lo que le une más con los socialistas y los populares que con los convergentes?

- Con CDC rompimos por un tema de estrategia nacional, mientras que con PSC y PP hemos acordado una hoja de ruta para la ciudad. No debe olvidarse que, en Europa, formamos parte de la misma familia que el PP.

- CDC dice que es un fraude democrática que ustedes estén en el Gobierno.

- Lo que es un fraude es lo que ha hecho CDC en Girona para relevar a Puigdemont, que han puesto al número 19 de la candidatura... ¿Y los ciudadanos votaron a Mas o Puigdemont el 27S? ¿La legitimidad democrática no es la misma para todos?

- Usted hizo campaña con Albert Abelló, que fue muy duro con Ballesteros y le acusó de ‘incumplidor patològic’. En cambio, ahora usted pacta con el PSC...

- Yo soy amo y señor de mis silencios. No puedo asumir lo que dijo Abelló en campaña...

- ¿Fue demasiado agresivo entonces Abelló?

- Sí, fue una campaña complicada. El desconocimiento de la institución provocó que se dijeran muchas extravagancias.

- ¿Qué prioridad se marca en la concejalía de Cultura?

- Quiero sentar a todos los agentes en la mesa y hablar de la transversalidad que tiene la cultura. Debe darse una salida definitiva al centro de arte, ya que el espacio no es el mejor. También priorizaremos las programaciones teatrales, de forma que los grupos amateurs puedan tener una mayor visualización.

- ¿El Banco de España será un equipamiento cultural?

- Hemos acordado en junta de portavoces consensuar alguna solución entre todos los partidos. Primero deben ser los técnicos los que deben dejarnos claro qué es lo que puede situarse en ese espacio y abrir un proceso participativo para decidir su utilidad.

- ¿Y la Tabacalera?

- Debe ser el gran motor cultural de la Tarragona del futuro. Allí debe ir la gran Biblioteca Pública y el Museu Nacional Arqueològic. Además, no debe olvidarse también la Necròpolis, que es de las más importantes del mundo.

- Cuando Albert Vallvé (Unió) era edil de Cultura censuró alguna exposición...

- La creación artística es personal, como los gustos. No vetaré nada siempre que respete la dignidad de las personas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También