Más de Tarragona

Jóvenes confinados en el Sociosanitari Francolí hacen fiestas hasta altas horas de la madrugada

Se trata de un grupo de quince adolescentes de Navarra que vinieron a Salou de viaje de fin de curso y que han colgado vídeos bailando y jugando en redes sociales

Carla Pomerol

Whatsapp
Los jóvenes están en el Hospital Sociosanitari Francolí.

Los jóvenes están en el Hospital Sociosanitari Francolí.

Un grupo de jóvenes de Navarra, que vinieron a pasar el viaje de fin de curso a Salou y han acabado contagiados por coronavirus, han hecho saltar todas las alarmas del Hospital Sociosanitari Francolí de Tarragona. Los adolescentes no han respetado el protocolo Covid-19, saltándose todas las normas. La situación empeoró el fin de semana pasado cuando el resto de pacientes y los trabajadores del centro sanitario han denunciado los ruidos y molestias ocasionadas por estos jóvenes. Algunos de ellos decidieron colgar en sus redes sociales, concretamente en Tik-tok, bailes y juegos, donde se podía ver que no usaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad.

Se trata de un grupo de quince adolescentes de entre 16 y 18 años, vecinos de Navarra, que hace una semana vinieron de viaje de fin de curso a Salou. Salieron de fiesta por conocidas discotecas del municipio. Hace unos días empezaron a notarse mal y se sometieron a test PCR. La mayoría de ellos dieron positivo e ingresaban de inmediato para llevar a cabo la cuarentena en el Hospital Sociosanitari del Francolí.

Según explica el Departament de Salut, así es el protocolo que se ha establecido este verano en caso de que turistas deban verse obligados a confinarse. El año pasado se habilitó el Hotel Salut, ubicado en el Hotel SB Express -muy cerca del Hospital Joan XXIII-. En esta ocasión, se ha optado por adecuar una de les alas del sociosanitario Francolí, equipamiento que también atiende a pacientes con otras patologías.

Las quejas por parte de usuarios y de las trabajadoras del centro sanitario hanllegado este pasado fin de semana, cuando este grupo de jóvenes han ocasionado molestias y ruidos. "Pasaban de habitación en habitación, corriendo por los pasillos, juntándose en habitaciones haciendo vídeos de bailes y juegos. También salían a las ventanas", explica una enfermera del Francolí, quien asegura que "parecía que esto fuera un hotel de adolescentes, en lugar de un hospital". Las fiestas se alargaron hasta altas horas de la madrugada.

Además, estos jóvenes decidieron subir sus aventuras a las redes sociales, sobretodo en Tick-tok, donde se les puede ver en grupos de hasta siete personas sin mascarilla puesta ni distancia de seguridad. 

Según asegura el Institut Català de la Salut (ICS), "estas personas no han respetado el protocolo Covid-19 y por eso se les ha advertido y se les ha amonestado verbalmente". El ICS añade que los jóvenes ya han pedido disculpas y que se han extremado las medidas de seguridad para que no vuelva a ocurrir. Además, según el CatSalut, el equipamiento está totalmente sectorizado, lo que evita que el brote pueda afectar a otros pacientes con otras patologías. Por su parte, las trabajadoras están visiblemente indignadas con la situación.

Los jóvenes están a punto de acabar con los diez días de cuarentena y está previsto que vuelvan a su ciudad entre mañana y el miércoles. 

Temas

Comentarios

Lea También