Junts y CUP exigen a ricomà que acelere «el cambio»

PolíticaMás pasos Nadal lamenta que, en un año, el gobierno municipal «no ha desencallado» ni «los grandes ni los pequeños proyectos»

Octavi Saumell

Whatsapp
Ricomà (ERC), Estrada (CUP) y Nadal (Junts) en una imagen de archivo. FOTO: CARLA POMEROL

Ricomà (ERC), Estrada (CUP) y Nadal (Junts) en una imagen de archivo. FOTO: CARLA POMEROL

Los dos socios externos del gobierno liderado por Pau Ricomà (ERC) se muestran críticos con el primer año de gestión del nuevo alcalde. Poco más de 366 días después de materializar en votos la alternativa que dejó a Josep Fèlix Ballesteros (PSC) en la oposición, Junts per Tarragona y la CUP lamentan que el ejecutivo en minoría de Esquerra y Comuns no ha impulsado «el cambio» esperado tras doce años de liderazgo socialista, y ahora piden que lo acelere de cara al segundo curso del mandato.

«Ha sido un primer año accidentado y excepcional, el gobierno ha tenido muy mala suerte», indica Dídac Nadal (Junts), recordando los episodios de Miasa, las protestas por la sentencia a los políticos presos, el accidente de Iqoxe, el temporal Gloria o la crisis sanitaria del coronavirus. Sin embargo, el político de Junts –que también avaló el presupuesto municipal de 2020– reconoce que en los primeros doce meses de gestión «nos ha decepcionado no ver los cambios que prometía el nuevo equipo de gobierno». En concreto, el líder de la formación postconvergente –que preside la empresa que gestiona los mercados pese a estar formalmente en la oposición– especifica que «no se ha desatascado ninguno de los grandes ni los pequeños proyectos de ciudad». De hecho, Nadal mantiene diferencias importantes a nivel urbanístico con el ejecutivo de Esquerra, hasta el punto que se posicionó con PSC, Cs y PP para no frenar el plan parcial de la Budellera. Y ya se verá qué pasará con el de Mas d’en Sorder.

«Tampoco hemos visto nuevos carriles bici, ni un Palau d’Esports operativo, ni una política fuerte y valiente de fomento del comercio de proximidad», critica Nadal quien, esto sí, saca pecho de su labor en Espimsa. «El Mercat Central sigue siendo un referente y un motor dinamizador del centro de la ciudad, mientras que la recuperación y la apuesta por el Mercado de Torreforta empieza a ser evidente», afirma el edil.

«No han ejecutado ningún pacto»

También se muestra crítica Laia Estrada (CUP), portavoz de una formación que avaló tanto la investidura como las primeras cuentas de Ricomà, tras acordar unas medidas que la portavoz de las anticapitalistas califica como «de mínimos». «Cuando valoramos el grado de cumplimiento de aquellos acuerdos vemos que el compromiso político de cambio y de transformación ha quedado fagocitado por las dinámicas impuestas, directa o indirectamente, por los poderes fácticos de la ciudad», lamenta la edil cupaire, quien resalta que «Esquerra no ha sido capaz de ejecutar ninguno de los pactos, a pesar de que coincidían con su propio programa y, lo que es peor, con el resto de sus propias promesas electorales, igual que En Comú Podem».

Temas

Comentarios

Lea También